• Regístrate
Estás leyendo: Los misterios de la millonaria trinidad del Infonavit (incluye pavo)
Comparte esta noticia
Sábado , 22.09.2018 / 08:46 Hoy

Duda razonable

Los misterios de la millonaria trinidad del Infonavit (incluye pavo)

Carlos Puig

Publicidad
Publicidad

En los últimos meses he hablado con los últimos tres directores del Infonavit. Todos coinciden en que la razón por la que los salarios y prestaciones del instituto son mucho más altos que en cualquier institución gubernamental es porque ellos no reciben recursos fiscales, es decir del erario.

En sentido estricto tienen razón, no hay un rubro en el presupuesto para el Infonavit, que sobrevive de aportaciones de trabajadores y de lo que les deja su actividad financiera. Aunque la Suprema Corte ya ha dicho que las aportaciones al instituto tienen carácter de recursos fiscales. Es decir, si no se pagan, se cobran como si fueran impuestos.

Pero si seguimos la lógica del Infonavit, que son una especie de banco privado, no un organismo público, ¿cómo explicamos a los dos “directores” extras, el obrero y el empresarial, con mismos sueldos y prestaciones que el director general, ese sí propuesto por el gobierno? ¿Qué banco privado tiene esos puestos pagando 29 millones de pesos en un año?

Por ejemplo, además de su sueldazo, el director del Sector de los Trabajadores, Abelardo Carrillo, ex gobernador de Campeche, hombre de la CTM desde el siglo pasado, tiene a 22 personas en su oficina. Dos secretarias, unos diez asesores, varios asistentes generales, un coordinador, un diseñador, una persona para comunicación (¿que no el instituto tiene un departamento de comunicación?). En fin. El director empresarial tiene un staff similar.

¿Qué hacen esos directores?

Según la ley del Infonavit, son fundamentalmente enlaces con sus sectores y cabilderos de los intereses de esos sectores frente al instituto. Lo cual no deja de ser al menos curioso, sino que redundante, ya que el instituto depende de una Asamblea General y un Consejo de Administración —que se reúne una vez al mes— integrados por representaciones iguales de los tres sectores.

Toda la estructura operativa del Infonavit depende formalmente solo del director general, que es el que propone el gobierno. De los otros no depende nada, más que su amplio staff, responsabilidad por la que ganan lo que ganan.

Por cierto, entre las percepciones que reciben cada uno de los directores está un apoyo para pavo de 300 pesitos, no vaya a ser que no les alcance con su sueldo de 8 millones de pesos al año.

Twitter: @puigcarlos

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.