• Regístrate
Estás leyendo: Más preguntas sobre la liberación del líder "matazetas"
Comparte esta noticia

Más preguntas sobre la liberación del líder "matazetas"

Publicidad
Publicidad

El oficio No. SEGOB/CNS/OADPRS 31052/2017 está dirigido al “Lic. José Luis Roiz Flores, Director del CEFERESO No. 2 Occidente”. Tiene fecha del 16 de diciembre de 2017.

Ahí se informa que se ha recibido la sentencia en la causa penal 110/2012-VI, dictada por el juez Alejandro Castro Peña, Tercero de Distrito de Procesos Penales en el estado de Jalisco con sede en Puente Grande, de fecha 29 de diciembre de 2017.

En esa sentencia se absuelve a Érick Valencia Salazar o Éric Valencia Salazar o Gerardo Sánchez Espinoza, alias El 85, por los delitos de delincuencia organizada, acopio de armas, posesión de cartuchos para armas de fuego de uso exclusivo del Ejército, Armada o Fuerza Aérea, posesión de cartuchos en cantidades mayores a las permitidas, y portación de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército.

En el oficio, firmado por José Alberto Rodríguez Calderón, comisionado del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Reinserción Social, se dice también que después de las búsquedas pertinentes, Valencia Salazar “no registra datos de procesos penales pendientes y/o sentencias por compurgar ni antecedentes penales” y, por lo tanto, hay que liberarlo.

¿Por qué un oficio del 16 de diciembre habla de una sentencia del 29 de diciembre? Un error, me dicen.

¿Qué pasó con ese expediente en cinco años que terminó en absolución? ¿Quién se distrajo? Cuando el general Trevilla anunció la detención, dijo: “A los detenidos les fueron aseguradas 6 armas cortas, 37 armas largas, entre las que destacan 19 fusiles AR-15 con aditamento lanzagranadas, 2 ametralladoras y 2 fusiles Barret; 3 granadas de mano de fragmentación, 119 cargadores para diversas armas, 69 mil cartuchos de diferentes calibres (...) Es preciso señalar que dichas personas presentaron resistencia a su detención, agrediendo al personal militar con disparos de arma de fuego, por lo cual se les conminó a deponer las armas, negándose a dicha acción, y ante tal situación las tropas repelieron la agresión, resultando heridos, Valencia Salazar en la mano derecha debido a la detonación de una granada que intentó lanzar contra los efectivos militares…”.

Eso se llama flagrancia.

¿Qué tan mal se armó ese expediente que ahora ha merecido la absolución?

¿Y el juez? ¿Cómo decidió?

Por cierto, el 6 de enero fue liberado, en Jalisco también, el yerno de El Mencho.

Los abogados del cártel de Jalisco Nueva Generación deben ser unos genios. O algo anda muy mal.

Twitter: @puigcarlos

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.