• Regístrate
Estás leyendo: Los problemas de Eruviel, el subsidio de Osorio
Comparte esta noticia
Lunes , 24.09.2018 / 12:41 Hoy

Duda razonable

Los problemas de Eruviel, el subsidio de Osorio

Carlos Puig

Publicidad
Publicidad

En Ecatepec, soldados revisan los microbuses. Cuando se suben dicen que están revisando posibles violaciones a la Ley de Armas y Explosivos, aunque en la realidad andan buscando raterillos que atormentan desde hace años a los usuarios del transporte público del Estado de México quitándoles celulares y dinero.

En realidad, están ahí para disuadir a delincuentes que tienen a esa zona del Estado de México, la que colinda con Ciudad de México, como una de las más peligrosas del país.

A unos kilómetros del Zócalo, el Ejército ronda las calles, catea sospechosos; labores de seguridad pública, pues. Lo hace, como sabemos, sin marco legal apropiado, subsidiando la incapacidad de los gobiernos y el Legislativo que han ignorado la petición de la Secretaría de la Defensa Nacional desde hace años de cambiar la ley para que puedan actúan como de hecho actúan.

Estas intervenciones tienen además del problema legal, el problema del subsidio permanente que desincentiva a gobiernos estatales y municipales para invertir y concentrarse en los asuntos de seguridad.

Las fuerzas federales van, intervienen, algún bien hace a los índices de seguridad, pero irremediablemente se van y los problemas regresan. Tenemos suficientes estados en la República que así lo prueban.

Ahora toca el turno del Estado de México.

Ayer, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, —cito del boletín— “anunció la ampliación de la presencia de elementos de Fuerzas Federales en los municipios que concentran la mayor incidencia delictiva en la entidad mexiquense”.

Mil 500 soldados, 150 marinos y mil 500 policías federales “que trabajarán de manera conjunta y coordinada con las fuerzas locales”.

“Hay que decirlo —insistió Osorio—, cuando los distintos órdenes de gobierno y la sociedad suman, el balance siempre será positivo” y así lo entiende el gobierno de la República, aseguró el secretario de Gobernación.

El problema, secretario, es que eso no tiene nada que ver con la coordinación. Es puro subsidio. El gobierno de Eruviel Ávila ha tenido cinco años para construir una policía estatal digna, del tamaño del estado que gobierna, y evidentemente eso no ha sucedido.

La medicina anunciada hoy, también la hemos probado. Y así andamos.

Twitter: @puigcarlos

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.