• Regístrate
Estás leyendo: Los panistas y la tentación de suicidarse
Comparte esta noticia
Martes , 13.11.2018 / 11:13 Hoy

Duda razonable

Los panistas y la tentación de suicidarse

Carlos Puig

Publicidad
Publicidad

Hace apenas unos meses eran triunfadores. El PAN tuvo la elección que nunca imaginó.

Desde entonces, cada encuesta rumbo a 2018 los pone en una envidiable posición para regresar a Los Pinos. Consistentemente, Margarita Zavala aparece liderando la contienda o muy cerca de Andrés Manuel López Obrador.

No se lo esperaban. Les cayó del cielo.

El éxito a veces es el prólogo del desastre. En la disputa por un posible futuro en el poder han empezado temprano las broncas.

La primera, Anaya contra Madero. Hace apenas tres años ambos eran muy buenos amigos. Cuando Gustavo Madero era presidente del PAN tuvo como aliado al joven diputado queretano. Lo puso como presidente de la Cámara de Diputados, después lo invitó a sumarse a su campaña para reelegirse como presidente nacional del PAN y lo propuso como secretario general del partido. Eran un bloque contra el calderonismo de esos años. Una vez que Madero concluyó su segunda presidencia del partido dejó a Anaya listo para continuar su mandato.

El joven fue rápido en olvidarlo sintiendo que él también podría competir rumbo a 2018. Hace un año Anaya no nombró a Madero como coordinador de los diputados panistas y puso a Marko Cortés. Ahora Madero esperaba presidir la Mesa Directiva de San Lázaro, pero otra vez se la dieron a otro.

Acusó a Anaya de no haber cumplido una promesa.

Anaya, con su tono de yo ya gané dijo: “En primer lugar, no voy a polemizar con un ex presidente nacional, al que en el PAN respetamos, sí quiero dejar muy claro que no hubo incumplimiento alguno. Tercero, estoy convencido de que conforme se serenen los ánimos y pase el tiempo se entenderá la decisión. Y les garantizo algo, desde que asumí la Presidencia del partido, he hecho un esfuerzo enorme por tomar las mejores decisiones pensando siempre en el país, en México y por supuesto en el PAN”.

Al mismo tiempo, filtración de grabaciones con inversión en redes sociales donde todos se insultan.

Podría pensarse que son broncas personales, pero en el PAN son mucho más. Son broncas de facciones, de corrientes, no institucionalizadas, pero cada una con su peso específico. En esta particular bronca no están metidos ni Margarita Zavala ni Moreno Valle. No tardarán.

Tal vez el primer problema es que el árbitro no puede ser contendiente ni el gran tomador de decisiones en la estructura del partido.

El inesperado éxito se puede muy pronto convertir en suicidio albiazul.

Twitter: @puigcarlos

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.