• Regístrate
Estás leyendo: La escalera de Andrés Manuel
Comparte esta noticia
Martes , 20.11.2018 / 10:14 Hoy

Duda razonable

La escalera de Andrés Manuel

Carlos Puig

Publicidad
Publicidad

No quiero meterme al debate de si unas encuestas son buenas y otras no tanto; todas coinciden en quién va en primer lugar, lejos del segundo y hace mucho tiempo ahí.

Tal vez algo tiene que ver con la escalera de Andrés Manuel.

Todos los días los candidatos tienen eventos, muchos tienen temas específicos delineados, que si la educación, que si las organizaciones de la sociedad civil, que si la inversión… muchas veces la coyuntura se pierde.

Pero la campaña de Andrés Manuel nunca deja pasar la coyuntura.

Le pedí a Jannet López Ponce, que lleva desde precampaña cubriéndolo, que me contara de la importancia de la escalera:

“La escalera es fundamental. Si no hay escalera no hay entrevista. Y si no hay entrevista, no hay temas, hay poco que mandar. ¿Por qué? Porque entonces lo único que tenemos para mandar es el mismo discurso del evento que repite tres o cuatro veces al día desde hace años.

“En el primer mitin la pregunta obligada al equipo de AMLO es: ¿dónde está o en dónde pondrán la escalera? Generalmente la escalera la ponen en la parte trasera del templete por donde lo espera su camioneta.

“En el evento, la escalera es tan cotizada como el candidato. Todos los días es motivo de alguna pelea. De César Yáñez con los organizadores porque el espacio es pequeño o porque no estaba contemplada —las vallas muy pegadas al templete, por ejemplo, y los camarógrafos no caben—; o de los reporteros con los organizadores porque no nos dejan pasar o porque siempre hay un montón de fans esperando su foto. Y claro, de los simpatizantes voluntarios que ayudan a la logística... todos quieren controlar la escalera, quién sube, quién no, quién se acerca, quién no y, claro, ellos mismos quieren su foto con López Obrador.

“El candidato se para en el segundo escalón. Siempre. Y desde ahí contesta, mientras la gente que espera en las vallas de salida mienta la madre o abuchea a los medios que ‘le quitan el tiempo’”.

En la tele, todos los días, López Obrador sale siempre en un medio plano, rostro frente a la cámara. Buen encuadre, micrófonos a la altura del pecho, respondiendo a temas del día. Poniendo agenda.

A Meade ya no le gustan estos chacaleos, nadie se acerca al candidato, en la tele sale dando discursos, como en spot. Anaya los hace a veces, a ras de piso, se ve desde arriba, rodeado de micrófonos, incómodo, mal encuadre.

Estos tiempos son de ganar votos y a veces basta una escalera.

Twitter: @puigcarlos

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.