• Regístrate
Estás leyendo: Gobernadores en fuga: solo los perdedores
Comparte esta noticia
Viernes , 20.07.2018 / 08:31 Hoy

Duda razonable

Gobernadores en fuga: solo los perdedores

Carlos Puig

Publicidad
Publicidad

Este texto parte de un dato que me regaló Nacho Marván hace un par de semanas en MILENIO Televisión.

En lo que va del sexenio, 23 estados han renovado a sus gobernadores. El próximo año hay elecciones en tres, y seis más se renovarán al mismo tiempo que la presidencial del 2018. (Realmente serán ocho por las anomalías de Puebla y Veracruz, pero eso es otra cosa).

De esos 23 estados que han ido a las urnas, hoy tenemos a siete ex gobernadores en la mira. Es decir, que están ya acusados formalmente de corrupción, o con denuncias claras en los medios de comunicación o de parte de los opositores. A saber: Javier Duarte, Roberto Borge, César Duarte, Guillermo Padrés, Rodrigo Medina, Fausto Vallejo y, ahora, Gabino Cué, a quien el nuevo gobierno en Oaxaca acusa de entregar una entidad colapsada financieramente. En la lista podríamos incluir, aunque sea de 2012, a Andrés Granier.

¿Qué es lo que une a estos gobernadores en fuga?

Que perdieron la elección para su sucesor. En todos esos estados ha habido alternancia.

Hay dos maneras de mirar este fenómeno: se puede celebrar que el voto sirve de algo, que cuando en las urnas los ciudadanos castigan a un gobernador, hay consecuencias.

Hay, sin embargo, una manera menos optimista de verlo. Que solo estén preocupados gobernadores que perdieron y que lo estén solo después de perder, quiere decir que en los estados no hay ningún tipo de rendición de cuentas o control de lo que hacen durante seis años esos pequeños emperadores.

Porque no nos confundamos, que solo siete de 23 anden en fuga no quiere decir que los otros 16 son unas blancas palomas, honestas y eficaces. Simplemente ganaron para su sucesor la elección o negociaron bien con quien los sustituyó.

Piense usted en Moreira (Humberto) o Miguel Alonso, por mencionar dos ex gobernadores, ¿usted les prestaría su cartera?

Ahora, ellos ganaron para su partido la elección y tal vez por eso andan muy tranquilos por la vida y hasta planeando nuevas aventuras en la política.

Qué señal es esa para quienes han sustituido a nuestros gobernadores en fuga: pues que tal vez el único problema es que hay que robar mejor, y ellos tienen seis años para planearlo. Y con un poco de suerte ganan la elección y la libran.

Porque por más que persigamos a los que ya se fueron, nada hemos hecho para contener a los que están en medio del atasque.

Twitter: @puigcarlos

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.