• Regístrate
Estás leyendo: Elba
Comparte esta noticia
Lunes , 10.12.2018 / 21:25 Hoy

Duda razonable

Elba

Carlos Puig

Publicidad
Publicidad

Recuperé la libertad y la reforma educativa se ha derrumbado”.

Ah, la vanidad. Ah, la manera de hacer buenas frases.

Elba está de vuelta, nadie lo puede dudar.

¿Para qué? ¿Adónde? ¿Cómo? ¿Qué habrá aprendido Elba Esther en estos años? ¿Qué habrá aprendido el gobierno?

Sus primeras frases de ayer parecen indicar que aprendió que no debe andar el camino que la llevó a la cárcel. Les habló ayer sobre todo a los maestros:

“Hoy esta guerrera está en paz, y a las maestras y los maestros de México a ellos les ofrezco una disculpa. Lamento que hayan sido sometidos a una persecución política y mediática que tenía por objeto atomizar su organización y destruir sus conquistas laborales”.

“Deseo que este momento marque el futuro de mi vida, el de mis anhelos y mis esperanzas. Esta etapa de encierro fue también de un duro y profundo aprendizaje. Sin duda cambié, cambiamos todos, cambió el país. La dura prueba a la que fui sometida golpeó también a mi familia. Sin embargo, no sufrí sola. También sufrieron las maestras y los maestros de México”.

El destino de Elba lo marcó cuando quiso pasar de líder sindical a política electoral haciendo política pública. En el PRI se dieron cuenta y la defenestraron pronto. El panismo en el poder se casó con ella por razones que poco tenían con la educación y ella se avorazó.

El peñanietismo la castigó con fiereza.

Dijo ayer: “Lamento que fuéramos un blanco fácil, un chivo expiatorio al que se le culpó de todo”, pero si alguien convirtió al sindicato en un blanco fácil, fue la maestra, no solo por sus excesos y frivolidades, sino sobre todo por su ambición política. Ella se puso ahí y ahí puso al sindicato.

Y es por el sindicato que parece quiere regresar: “El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación ha vivido una larga y compleja historia, pero nunca, nunca antes se había enfrentado a la autodestrucción como resultado de la abyección”.

Eso, será decisión de los maestros sindicalizados.

Allá ellos, es su derecho tener de líder a quien quieran tener, darle el dinero que quiera tener.

El dato más importante de todo el juicio de Elba Esther es que el sindicato nunca la denunció. Por algo sería.

Twitter: @puigcarlos



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.