• Regístrate
Estás leyendo: El RIP del PRI
Comparte esta noticia
Domingo , 16.12.2018 / 17:00 Hoy

Duda razonable

El RIP del PRI

Carlos Puig

Publicidad
Publicidad

Renunció el secretario general del PRI a unos días de haber sido puesto en el cargo.

Sin explicación alguna —nomás faltaba. La líder del tricolor se queda sola aunque ellos argumentarán que no, pondrán pronto otro y hablarán de institucionalidad y la fuerza del partido y esas cosas que les encantan.

Las bancadas legislativas andan en las mismas, son la nueva chiquillada, nomás no renuncian algunos todavía porque ni posesión han tomado pero ya veremos las licencias. O veremos la unión de una bancada, por ejemplo en el Senado, entre Miguel Ángel Osorio Chong y Vanessa Rubio, adversarios feroces hace años. Y en diputados las cosas no andan mejor.

Los únicos que están peleando por quedarse con el PRI son Ulises Ruiz y César Augusto Santiago. Pues así.

La única incógnita es lo largo de la agonía.

Mucho se ha hablado del PAN en estos días, activos en sus disputas, rencores y deslindes. Muchos quieren ahora liderar el blanquiazul. Pero en el PAN eso es un poco normal. Hay que hacer memoria de cuando no tenían la Presidencia, y hasta por momentos cuando la tuvieron y es claro que así se llevan. Uno esperaría un poco más de nivel, pero terminarán arreglándose y creo que algo reconstruirán desde donde ahora están. Nacieron en la oposición.

Lo del PRI es otra cosa.

Después de las elecciones de 2000 y 2006, la fuerza legislativa del PRI, sus gobernadores, las debilidades de Fox y Calderón les permitieron ser una fuerza fundamental en aquellos años y prepararse en 2012 con una cara fresca que prometió que no era lo de antes. Resultó que sí y en el caso de gobernadores peor y la decepción se multiplicó.

Valdría hacer la cuenta de la pérdida en seis años en población gobernada. Un desastre.

Llegan además después de una lucha brutal al interior del gabinete y el priismo por la candidatura presidencial y las de los estados que se jugaron en la elección del 1 de julio.

Peor aún, el partido hegemónico ahora tiene muchas cosas que al priista de hueso tricolor le encantan. Muchos tardarán poco en acomodarse si no es que ya se acomodaron.

Sin líder, sin posiciones, sin dinero.

Tal vez se conserven las siglas, emblemas de un cascarón vacío.

Twitter: @puigcarlos

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.