• Regístrate
Estás leyendo: El "peñanietismo", arma del PRI para 2018
Comparte esta noticia
Sábado , 20.10.2018 / 15:02 Hoy

Duda razonable

El "peñanietismo", arma del PRI para 2018

Carlos Puig

Publicidad
Publicidad

A la crisis de los partidos en general y del PRI en particular rumbo a la elección del 2018, el presidente Peña Nieto ha decidido responder con formas del siglo XX.

Detrás de la edad y aparente modernidad de Enrique Ochoa Reza se encuentra esta manía en Los Pinos de trabajar y confiar solo en un muy pequeño círculo de leales cortados, en su mayoría, por la misma tijera.

Frente a un PRI descontrolado por las derrotas recientes, con incipientes y aún timidísimas rebeldías, el Presidente ha decidido entregarle el control priista de la elección del Estado de México y el proceso para el 2018 a un hombre sin militancia partidista, sin experiencia en la operación electoral y ajeno a eso que se llamaban las fuerzas vivas del priismo. Y lo ha hecho, en la mejor tradición del siglo XX: con un dedazo.

Si bien Ochoa Reza es ajeno a la calle —más allá de la centena de taxis que opera desde hace más de una década—, no lo ha sido a las pequeñas salas de juntas donde se deciden los asuntos más importantes del país, gracias a su cercanía con Luis Videgaray, a quien en su tesis de Derecho llamó su “ejemplo durante 20 años” y su “referente de cómo desarrollar con éxito sendas trayectorias en la academia, el sector privado y el servicio público”.

Más allá de su inexperiencia partidista, en tiempos de incertidumbre puede ser que Enrique Ochoa Reza, con su manojo de prestigiosos títulos universitarios, sea la receta; pero los modos en su nombramiento y las reacciones de algunos priistas —ellos, del siglo XIX— no anticipan fáciles rumbos para operar el complicado escenario del próximo año.

Sus primeras declaraciones parecen confirmar esa idea de Los Pinos de que todo lo han hecho bien y que la culpa es nuestro injustificado mal humor o falta de comprensión: “Tenemos el mayor activo de todo esto, tenemos al Presidente de la República, tenemos las políticas públicas que ha impulsado el presidente Enrique Peña Nieto y tenemos que explicarlas mejor”, dijo Ochoa Reza este fin de semana.

Extraña apuesta la de enfrentar a la indignación y el descontento, las reformas —hoy en entredicho, o sin resultados— y la sobreexpuesta imagen de un Presidente con la aprobación más baja que se tenga memoria.

Pero Ochoa Reza es el de las maestrías y el doctorado. Algo ha de saber, algo que, por lo menos a mí, hoy se me escapa.

Twitter: @puigcarlos

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.