• Regístrate
Estás leyendo: Dineros en la campaña y la gran simulación
Comparte esta noticia
Sábado , 22.09.2018 / 03:32 Hoy

Duda razonable

Dineros en la campaña y la gran simulación

Carlos Puig

Publicidad
Publicidad

El miércoles presentamos en la televisión el resultado de un ejercicio de Leonardo Núñez González, autor de ¿Dónde quedó la bolita?, sobre gastos de campaña.

Esta nueva simulación es un gran ejemplo de aquella frase que me enseñó un amigo colombiano: “Hecha la ley, hecha la trampa”.

En este sexenio, los nuevos cambios a la norma electoral señalaron que los reportes de las campañas tenían que ser en “tiempo real”, eso en lenguaje legal mexicano quiere decir que las campañas tienen tres días para reportar un gasto.

Otro cambio es que rebasar un tope de campaña y en una elección cerrada es causa de nulidad de la elección.

¿Qué sucedió? Que nuestros candidatos son los más austeros del mundo.

Cito a Leonardo: “En las elecciones a gobernador de 2016 y 2017, en promedio todos los candidatos declararon haber gastado solo 32.8 por ciento del tope de gastos que podían realizar”.

Para la presidencial el tope de campaña es de 429 millones de pesos.

Los datos al 11 de junio de 2018 eran que los cuatro candidatos reportan, en promedio, haber gastado solo 30% de lo que podrían, destaca que Andrés Manuel López Obrador dice solo haber gastado 10.5% de lo que podría y que el candidato que más reporta, Ricardo Anaya, dice que solo ha llegado a 53% del tope.

Los gobernadores: en promedio, dicen haber gastado solo 19.3% de sus topes respectivos. En Ciudad de México, la candidata puntera en las encuestas dice haberse gastado la mitad de esa cantidad, por lo que solo ha usado 39.2% de su tope.

El promedio de gasto reportado por los candidatos a senador anda por abajo de 20 por ciento.

Pues sí, tenemos a los candidatos más austeros que jamás hayamos imaginado.

O tal vez no.

Porque la trampa es obvia… y efectiva.

Reportar de menos pone en el Instituto Nacional Electoral la carga de probar que en verdad los candidatos gastaron más de lo que dicen. Y es imposible que el INE haga todas esas verificaciones y, por lo tanto, algo les agarraran como no reportado, los multaran, difícilmente podrán probar rebase del tope y ya está.

Por supuesto, como lo sabemos y hace poco lo documentaron Mexicanos contra la Corrupción e Integralia, en México se gasta mucho más que los topes… eso sí, por debajo de la mesa.

En la mesa… puro ahorrador.

Twitter: @puigcarlos

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.