• Regístrate
Estás leyendo: ¿Conoce Alberto Elías Beltrán la ley?
Comparte esta noticia
Miércoles , 14.11.2018 / 04:23 Hoy

Duda razonable

¿Conoce Alberto Elías Beltrán la ley?

Carlos Puig

Publicidad
Publicidad

El lunes en Tixtla, el presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos volvió a hablar del caso del profesor Érick Uriel Sandoval Rodríguez. El hombre al que la PGR detuvo y acusó equivocadamente en relación con los hechos de Iguala y la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

Lo dijo con estas palabras: “El caso del Érick Uriel Sandoval muestra que en la actual gestión de la PGR se está institucionalizando la impunidad, porque hay un presunto responsable fuera de las investigaciones, fuera de la cárcel, y un inocente dentro de ella”.

Como le conté el viernes aquí (https://goo.gl/rusdXR), hace más de tres meses la CNDH probó ante la PGR la inocencia del profesor Sandoval Rodríguez y no solo eso, le entregó la identidad de alguien que responde a todo lo que dice el expediente: tatuajes, nombre, amigos; hasta dónde vivía en ese momento... La PGR del encargado de despacho Elías Beltrán no ha hecho nada.

Peor. Su única respuesta ha sido “no podemos hacer nada, ya que diga el juez”. Eso le han dicho informalmente a la CNDH y eso le dijeron ayer a la esposa del profesor Sandoval Rodríguez.

Lo cual, como si no tuviéramos preocupaciones sobre la devastada PGR, pues aumentemos una más, porque el Código Federal de Procedimientos Penales dice a la letra:

“Artículo 138. El Ministerio Público promoverá el sobreseimiento y la libertad absoluta del inculpado, cuando durante el proceso aparezca que la conducta o los hechos no son constitutivos de delito, conforme a la descripción típica contenida en la ley penal; que el inculpado no tuvo participación en el delito que se persigue...”

¿El encargado Elías Beltrán y sus fiscales no han leído el Código?

Porque la CNDH les han puesto frente a ellos todos los documentos, peritajes, declaraciones, necesarias. Todos.

“Que diga el juez” es condenarlo a quién sabe cuántos años más de prisión.

Hace muchos años, otro procurador arrogante, ignoró a la CNDH y en aquel caso a la ONU respecto a la injusticia cometida contra Jacinta, Alberta y Teresa. Las refundió años en prisión. Les destrozó la vida.

Hace poco, la PGR, con un procurador decente, tuvo que pedir disculpas públicas a las tres mujeres y reparar el daño —si es que eso es posible.

En ese evento, la hija de Jacinta soltó la frase: “Hasta que la dignidad se haga costumbre”.

Pero si el encargado Elías Beltrán no sabe de la ley, pues cómo va a saber de otras cosas.

Twitter: @puigcarlos

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.