• Regístrate
Estás leyendo: Algunas lecciones del chasco de los independientes
Comparte esta noticia

Duda razonable

Algunas lecciones del chasco de los independientes

Carlos Puig

Publicidad
Publicidad

Todo indica que al final de cuentas tendremos solo una candidata a la Presidencia por la vía independiente, pero tendremos muchos más para puestos locales, legislativos y alcaldías.

Tal vez esa sea la primera lección de este ciclo: la arena casi natural de los candidatos sin partido es lo local. Es ahí donde se les conoce, es ahí donde la obtención de firmas no es un asunto de dinero y estructura inimaginable para un verdadero ciudadano, es ahí donde pueden plantear agendas concretas que movilicen a grupos ciudadanos que quieran llevarlos a un puesto. Creo que ahí el avance importa y ya veremos cómo les va en las urnas.

La segunda lección que creo no debemos perder de vista es quién tiene nuestros datos personales, quién tiene una copia de nuestra credencial del INE. Como lo denunció en algún momento Pedro Ferriz, existió un mercado de fotocopias de credenciales de elector que se ofrecía al mejor postor. Muchas de estas fotocopias, por ejemplo, son de credenciales de programas sociales que las tienen que entregar para recibir el beneficio y se quedan en múltiples oficinas a lo largo y ancho del país, algunos vivales quisieron hacer negocio. En estos meses me han contado de funcionarios bancarios, por ejemplo, que acumulan copias de credenciales de los cuentahabientes y que se les hizo sencillo vender algunas. El tribunal electoral, por cierto, podría dar como válidas las fotocopias en los próximos días y tal vez usted o yo firmamos por alguien sin saberlo.

Tercera. Algo se tiene que hacer para hacer responsables a los candidatos de las simulaciones. Cuando el equipo de un candidato daba de alta a un auxiliar, perdía control sobre lo que éste hacía. El auxiliar mandaba sus firmas directo al Instituto, lo que hoy permite decir a los candidatos que ellos no pueden ser responsables de lo que hagan todos los auxiliares. ¿Porque se puede hacer poquita trampa?

Habría, por supuesto, una cuarta lección, que tiene que ver sobre todo con Ríos Piter y El Bronco que acumularon enorme número de lo que el INE llama “simulaciones”. Y es que, si haces trampa y te cachan, pues ya, lo dejes ir, asumas tu responsabilidad y ahora no te vuelques contra la institución que te cachó. Pero claro, si entendieran eso, tal vez no hubieran hecho trampa desde el primer momento.

Twitter: @puigcarlos

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.