• Regístrate
Estás leyendo: Del fetichismo del lenguaje
Comparte esta noticia
Jueves , 13.12.2018 / 00:54 Hoy

Los caminos no vistos

Del fetichismo del lenguaje

Carlos Prospero

Publicidad
Publicidad

1. Hay un acuerdo general en relación a la ignorancia del nacimiento del lenguaje, que justifican hoy con la idea de que, como en los animales, se empezó a usar para dar avisos si había algo favorable o desfavorable.

El hombre primitivo genera una serie de sonidos articulados para avisar, advertir o prevenir de cualquier situación en su medio, durante la búsqueda de la comida.

De los gruñidos a los sonidos articulados pasan quizás muchos siglos.

2. En 1899 aparece La interpretación de los sueños, de Sigmund Freud, con el que demuele la idea de la racionalidad del hombre, al afirmar que no es la conciencia la que dirige las acciones humanas, sino lo inconsciente, esa región de la mente que nadie conoce, pero que se manifiesta en el actuar de hombres y mujeres conduciéndolos por caminos nunca vistos, aquellos que san Juan de la Cruz llamaba “las oscuras cavernas del sentido”.

Si la conciencia no era la rectora de las acciones humanas, ¿cómo es que el hombre construyó una sociedad tan compleja como la nuestra?

La propuesta de Freud era, es todavía, que el hombre cree en algunas cosas, las sostiene a pesar de que están en contra de su naturaleza y las justifica con la fantasía.

En el trasfondo estaba la idea del espíritu humano como el gran rector de la evolución, pues Freud creía en la evolución del hombre a la manera de Darwin.

3. La posición erecta, que había generado la visión estereoscópica, y el pulgar oponible, fueron los dos factores que impulsaron el desarrollo del cerebro humano.

En “El papel del trabajo en la transformación del mono en hombre”, Engels explica cómo ocurrió el paso de la movilidad en cuatro patas a la de dos y la oponibilidad del pulgar.

Entonces, la evolución del hombre dirigida por el espíritu humano generó la conciencia, esa parte de la mente que se reconoce a sí misma, pero el proceso se detuvo pues desde que se tiene conocimiento, la conciencia sólo es un 10% de la totalidad de la mente y sólo en casos excepcionales ha desarrollado hasta un 15 por ciento.

La evolución del hombre se estancó, y la idea fundamental de Freud era ampliarla lo más que se pudiera sin que resultara contraproducente, utilizando la técnica del psicoanálisis.

En este punto no hay que dejar de considerar que la filosofía desde sus primeras manifestaciones se dividió en dos grandes ámbitos: la filosofía idealista y la filosofía materialista, y que estas dos corrientes dividieron el modo de entender al hombre, a la naturaleza y a Dios, temas fundamentales de toda filosofía.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.