• Regístrate
Estás leyendo: ¿Y el informe presidencial?
Comparte esta noticia
Domingo , 27.05.2018 / 03:55 Hoy

Miscelánea Política

¿Y el informe presidencial?

Carlos Meza Viveros

Publicidad
Publicidad

Recuerdo como si fuera ayer que en cadena nacional, quienes teníamos interés por conocer el informe presidencial del año precedente por parte del ejecutivo federal, nos sentábamos a escucharlo de viva voz en cualquiera de los medios de comunicación masiva, (la radio y la televisión). Hoy la falta de valor para dar la cara a los mexicanos se inicia con Vicente Fox, quien proclive a sus “memeces” y a salirse de la línea trazada por sus “alter egos”, optaron porque fuera entregado el informe a la Cámara de Diputados por parte del funcionario en turno, y posteriormente hacer una glosa del mismo que a nadie importaría, en donde todo estaba planchado.

Aquí mismo, en Puebla, en mi calidad de Secretario de Gobernación, comparecí al Congreso del Estado en una sesión histórica de casi 9 horas, en aquél evento, respondí a innumerables preguntas abiertas de la oposición y de mis otrora correligionarios, hoy prianistas, sin embargo, de manera cutre y deleznable se monta el tinglado con la connivencia del PRD, del PAN y del Verde Ecologista para recibir un pante de documentos que “contienen el informe del ejecutivo federal”. ¡Cuánta comodidad! Los ciudadanos de este país tenemos el derecho de escuchar de viva voz, los alcances, logros y apuros en los que su administración nos ha dejado en un año devastador para la seguridad pública, la economía, para conocer a ciencia cierta lo que representaron las reformas estructurales. ¡La entrega total de este país a las empresas transnacionales en materia de sus áreas estratégicas!

El senado de manera tibia y en connivencia con el gabinete de Peña Nieto, han aceptado la comparecencia de 3 secretarios de estado para la glosa del informe, los demás comparecerán en comisiones, y los ciudadanos mexicanos seremos personajes ajenos a lo que verdaderamente acontece en este país, en este país que se desguaza y cae a pedazos, en donde Hilary Clinton ha reconocido haber sido la cabildera con Calderón para la entrega del petróleo y nuestra industria eléctrica, en donde los negocios groseros solo favorecen a los guripas en turno. La privatización se convierte en un holocausto político para México y los mexicanos. La economía va a la baja, el abandono del campo y los indígenas es una constante, las ideologías institucionales han desaparecido para dar entrada a la praxis neoliberal que azota de manera flagrante a las clases depauperadas. México ya no es México. Nos hemos convertido desde hace mucho tiempo, como dijera Castañeda Gutman en el patio trasero de los Estados Unidos de Norte América, las masas lo desconocen, las televisoras abyectas se suman a mostrar lo falso como una realidad. ¿Qué estamos moviendo a México?; sí, lo estamos moviendo al entreguismo, a la abyección, al sometimiento, convertirnos en un estado vasallo que haga lo que nos ordenen y manden. Pobres de los descendientes que habrán de padecer esta actitud indigna y ominosa que ofende y lacera, en la que se han desaparecido instituciones otrora existentes, en el que el porvenir causa horror y mueve a desgracia, en el que un puñado de chupópteros gozarán de cierto, de las prebendas de nuestros enemigos y se olvidarán de este México como lo hizo Porfirio Díaz en el momento en que abordó el Ypiranga para dejar atrás su ideología extranjerizante, ajena a nuestros valores nacionales y a quien por desgracia han homenajeado como un héroe sin bandera, quien los revolucionarios recuerdan como el detractor de los derechos fundamentales. Lo digo sin acritud, ¡pero lo digo!

mezavcm.abogados@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.