• Regístrate
Estás leyendo: Una alerta descafeinada
Comparte esta noticia
Sábado , 20.10.2018 / 04:34 Hoy

Sin pedir audiencia

Una alerta descafeinada

Carlos Martínez Macías

Publicidad
Publicidad

Un par de patrullas y policías aparentemente de Zapopan, figuran en el video “Fuiste mía” del cantante Gerardo Ortiz, que tiene como eje central una violenta venganza pasional que termina con la vida de una mujer.

El video, repudiado por autoridades y organizaciones civiles por hacer apología de la violencia contra las mujeres, ameritó incluso un comunicado del Instituto Jalisciense de las Mujeres, donde “manifiesta su repudio y exhorta a que nadie siga tolerando canciones, videos, artistas que con sus letras y/o acciones naturalizan la violencia de género y generan una apología del delito, que como sociedad nos lacera”.

“Invitamos a los autores, cantantes y guionistas de videos musicales, a que consideren que la lucha por erradicar la violencia contra las mujeres, es una lucha que también debe ser considerada en sus creaciones”.

El instituto recuerda que el Grupo Interinstitucional y Multidisciplinario (GIM) que recomendó la aplicación de una alerta de violencia contra las mujeres –-que finalmente se anunció el pasado ocho de febrero--, tiene un apartado especial hacia los medios de comunicación a quienes conmina a reorientar sus contenidos para erradicar aquellos que refuerzan la violencia estructural colocando a la mujer como un objeto sexual.

En las 17 conclusiones del GIM, los especialistas cuestionaron por ejemplo las campañas preventivas en los medios electrónicos de comunicación al considerarlas escasas, breves, desconectadas entre sí y de limitado alcance; ante esto plantearon campañas permanentes, lo que no ha sucedido.

Recomendaron la alerta de violencia contra las mujeres en ocho municipios de Jalisco, Guadalajara, Zapopan, San Pedro Tlaquepaque, Tonalá, Tlajomulco de Zúñiga, El Salto, Ameca y Puerto Vallarta,

Pero además acciones urgentes como patrullajes en zonas de riesgo, alerta de género en número de emergencias 066, Creación de la Unidad de Reacción y Búsqueda inmediata de mujeres y niñas desaparecidas conocida como alerta Ámbar, cuyo protocolo estaría listo hasta el mes de mayo.

Instalación de refugios temporales para mujeres violentadas en los ocho municipios citados, lo que todavía no sucede; operación de un banco estatal de datos de mujeres que sufren violencia, el cual todavía está preparándose.

El grupo también concluyó importante modificar el código penal y los criterios para tipificar el delito de feminicidio; la elaboración de los reglamentos a la Ley para la Igualdad entre Mujeres y Hombres, Ley para Prevenir, Combatir y Erradicar la Trata de Personas y la urgente aprobación de la Ley Estatal para promover la Igualdad, Prevenir y Eliminar la Discriminación, tareas todas en manos de los diputados locales que han avanzado muy poco en dichas reformas.

Los expertos encontraron vacíos en leyes sobre órdenes de protección y en los casos de embarazos por violación, plantean la creación del programa estatal para la interrupción legal del embarazo para los casos establecidos en el código penal del estado, capacitación al personal de salud y de procuración de justicia sobre el Programa Estatal para la Interrupción Legal del Embarazo según la Norma Oficial Mexicana 046 de salud.

En las reuniones convocadas en comisiones del congreso, ha sido evidente la falta de interés por dar celeridad a la aplicación de la alerta de violencia contra las mujeres pese a que es un caso delicado y muy grave en Jalisco.

Por todo esto es urgente un ajuste a la citada alerta para que se establezcan compromisos puntuales. Que se especifiquen los sujetos obligados y se marquen plazos. Que se exijan los resultados inmediatos y no quede en el aire como un proyecto de buenas intenciones.

(Lo invito a que me lea, escuche y vea en www.paraleloveinte.com).

martinezmcarlos@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.