• Regístrate
Estás leyendo: Línea 3, otra de neoprenos
Comparte esta noticia

Sin pedir audiencia

Línea 3, otra de neoprenos

Carlos Martínez Macías

Publicidad
Publicidad

El desastre de planeación, supervisión, opacidad, improvisación y desorganización del proyecto de la Línea 3 del tren ligero que hasta el propio gobernador Enrique Alfaro se ha ido sorprendiendo de ir descubriendo, es una historia repetida una y otra vez.

Lo fue con el proyecto ejecutivo que fue declarado reservado; con las finanzas, cuyo costo pasó de 17 mil millones a cerca de 30 mil millones de pesos; a la carencia de permisos de construcción, uso de suelo, programas de mitigación, desvío de tráfico, protección de edificios históricos, daños a monumentos, etcétera.

Desde el primer año de construcción de la obra, ya se detectaban omisiones e irregularidades de las oficinas encargadas de la supervisión de los trabajos.

De acuerdo con la revisión a la cuenta pública de 2014 por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en un trabajo concluido el 18 de diciembre de 2015, el organismo emitió 25 observaciones de las cuales 18 fueron solventadas con sus matices y de las 7 restantes una generó una recomendación, 7 actos sancionatorios además de 2 irregularidades detectadas y recuperaron más de 3 millones 86 mil pesos en las puntualizaciones.

Según la auditoría a la Dirección General de Transporte Ferroviario y Multimodal de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (cuya copia posee este columnista), las licitaciones incurrieron en procedimientos erróneos que restaron transparencia al trámite.

Aunque luego la ASF consideró solventadas las observaciones, lo hizo con el argumento que la entidad fiscalizada “tomará acciones para evitar en lo subsecuente este tipo de irregularidades”.

La dependencia ordena las promociones de responsabilidades administrativas 14-9-09112-04-0402-08-001 y la 14-9-09112-04-0402-08-002, por omisiones de servidores públicos en la calidad de la obra en la licitación LO-009000988-N29-2014 para la construcción del Viaducto 2 de la Línea 3.

En la revisión del contrato DGTFM-14-14 que tiene por objeto la construcción del Viaducto 1, se propuso una plantilla especializada de 25 personas, pero a la hora de iniciar los trabajos fueron sustituidas 18 del equipo inicial, por lo que los funcionarios omitieron supervisar que los trabajadores remplazados cumplieran con la capacidad técnica.

Otra situación curiosa que derivó en otra sanción administrativa, tuvo que ver con el contrato DGTFM-25-14 que tiene por objeto la construcción del Túnel, ya que en la plantilla del personal técnico especializado, para el puesto de “Coordinador de Máquina EPB” se solicitó a un ingeniero electromecánico y en su lugar se contrató a un ingeniero civil; en tanto para el puesto de “Técnico en Cuantificación y Presupuesto” se solicitó a un ingeniero civil o un arquitecto, pero se contrató a un ingeniero agrónomo.

Además la auditoría de la ASF al primer año de la obra de la Línea 3, encontró pagos inadecuados, gastos por trabajos no realizados, entre otras linduras.

Y ahora que el mandatario Enrique Alfaro denunciara los defectuosos neoprenos instalados en los viaductos para soportar las vigas de los pasos elevados, es importante advertir que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes es responsable directamente de no supervisar adecuadamente la calidad de los materiales que iban a colocarse en la Línea 3.

De acuerdo con la solicitud original del tipo de neoprenos que se requerían para la instalación en los viaductos, el Catálogo Detallado de los Viaductos del proyecto, establecía el tipo de producto que requería:

“DGTM2112-PR-00174 Suministro y colocación de neopreno de sección 400 por 500 mm dureza Shore A-60 (ASTM D_2240), resistencia a la ruptura mayor a 17.5 MPa, alargamiento a la ruptura mayor a 350% (ASTM D 412); con 7 capas y 6 láminas de 4 mm, de límite elástico mínimo de 240 N/mm2 y carga a la ruptura mínima de 420 N/mm2 (clase CF-24) tipo V2 según proyecto”.

Sin embargo, una copia de la petición en hoja membretada de la empresa Neoprenos Moldeados, S.A. de C.V. (en poder de quien esto escribe), solicita a Clemente Poon Hung, Director General de Servicios Técnicos de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, someter a ensaye para verificar su calidad al neopreno que instalaría en la Línea 3 con la siguiente característica:

“Apoyo integral de Neopreno FT=100 KG/CM2 dureza Shore A-60 norma ADTM D-2240 de 40X50x14.6 CMS con láminas de acero A-36 de 3 MM intermedias”, un producto distinto al solicitado.

El documento para los ensayos de la SCT fue recibido el 8 de diciembre de 2015. Hoy la misma dependencia dice que fue un neopreno incorrecto, pese a que fue quien realizó los ensayos a través del Departamento de Pruebas Estructurales.

(La historia completa en www.paraleloveinte.com).


martinezmcarlos@hotmail.com





Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.