• Regístrate
Estás leyendo: La deuda en grande de Siteur al Macrobús
Comparte esta noticia
Lunes , 17.12.2018 / 04:26 Hoy

Sin pedir audiencia

La deuda en grande de Siteur al Macrobús

Carlos Martínez Macías

Publicidad
Publicidad

A 28 días de terminar el gobierno estatal, el Sistema de Tren Eléctrico Urbano (Siteur) arrastra un adeudo con la empresa operadora del servicio por un monto de unos 240 millones de pesos.

La deuda, acumulada desde el primer día que comenzó a operar este modelo de transporte el 10 de marzo de 2009, ha pasado de la administración del panista Emilio González Márquez al gobierno de Aristóteles Sandoval sin haberse reconocido plenamente y mucho menos cubierto.

Al término de su gestión, González Márquez dejó una herencia de 37 millones de pesos como deuda a Operadora Macrobús, S. A.; pero en los seis años de Sandoval Díaz, la deuda creció en 203 millones de pesos.

Desde 2009 el Macrobús ha vivido una historia accidentada. Su nacimiento significó la desaparición de 26 rutas, 12 que fueron sustituidas por las 41 unidades articuladas azules (por el gobierno panista) marca Volvo y 14 que fueron remplazadas por rutas alimentadoras.

Pero la ruta 62 disidente de la Alianza de Camioneros, tramitó un amparo para evitar ser removida de su derrotero y casi diez años después sigue funcionando arrebatando unos 20 mil pasajeros diarios al servicio del Macrobús que moviliza hasta 130 mil personas diariamente.

El título contrato que dio paso a la implementación del primer sistema articulado denominado BRT (Bus Rapid Transit, por sus siglas en inglés) es un documento público que engloba el Fideicomiso Sistema Macrobús, que dirige hoy Rodolfo Guadalajara Gutiérrez, en su carácter de director del Siteur.

Como la Ley de Vialidad en 2008 no contemplaba la figura de un sistema como éste, el Macrobús surgió como “alimentador” del Tren Ligero, tan sólo porque una de sus 27 estaciones, la de San Juan de Dios, se cruza con la Línea 2 del Tren Eléctrico Urbano.

A la luz del nuevo marco legal, el Macrobús hoy funciona con una empresa administradora, sistema de prepago, unidades de reciente modelo, combustible de bajo impacto ambiental, choferes con salario, etcétera, lo que equivaldría a ser ya una Ruta Empresa y calificar para cobrar 9 pesos.

El contrato además para hacer el pago por la operación del servicio es otro galimatías. A Operadora Macrobús, S. A. se le paga no una comisión por viaje realizado, sino por una complicada ecuación por kilómetro recorrido, cuota que se va actualizando cada 4 meses de acuerdo a variables como el tipo de cambio, la inflación, entre otras.

El contrato con Siteur, establece dos condiciones operativas. Cuando es superavitaria (números negros), el primer recurso lo retiene el fideicomiso, luego se paga a la empresa concesionaria del prepago (EB Jalisco), luego la empresa operadora, después al Siteur y finalmente el resto del recurso a un fondo de contingencia para mejoras al servicio.

En caso de una operación deficitaria (números rojos), quien debe intervenir para subsidiar el servicio es Siteur.

La deuda que hoy rebasa los 240 millones de pesos, se ha ido acumulando por las constantes entregas de montos incompletos de los servicios prestados a partir de la fórmula del kilometraje.

Es decir, si correspondían 4 millones por el servicio brindado en una semana, se depositaban 3.5 millones y el saldo se iba acumulando.

En dos ocasiones durante el gobierno de Emilio González Márquez, se dio un reconocimiento de deuda con Operadora Macrobús, S. A. y les hicieron abonos en carácter de “recalcular o hacer ajustes”; y durante el gobierno de Aristóteles Sandoval se hizo otro reconocimiento de deuda y una aportación de 20 millones de pesos.

En la página oficial del Siteur, en el apartado de “aportaciones extraordinarias y destino de recursos estatales”, figura efectivamente dicha aportación al Macrobús en 2014 bajo el rubro “mejoras al sistema Macrobús”.

Aunque se trata de un evidente manejo desaseado de la administración del Sistema Macrobús, el gobierno presionó a la empresa para que firmara un adéndum del contrato que especifica que en caso de operación deficitaria (como suponen que significa acumular una deuda de 240 millones de pesos), es el fondo de contingencia el que debe intervenir, lo que resulta inviable porque dicho apartado está prácticamente en ceros.

No obstante, el contrato firmado con EB Jalisco, concesionaria del servicio de prepago, conserva la figura de hacer responsable a Siteur para intervenir en el caso del adeudo…

Al actual gobierno estatal le quedan 28 días para cubrir los 240 millones de pesos a Operadora Macrobús, S. A. o de lo contrario heredará la “papa caliente” al gobierno de Enrique Alfaro, con lo que sumaría tres administraciones estatales de una deuda que esta sí se mueve en grande.

(Lo invito a que me lea, escuche y vea en www.paraleloveinte.com).

martinezmcarlos@hotmail.com





Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.