• Regístrate
Estás leyendo: Un gobierno sin ojos
Comparte esta noticia

El asalto a la razón

Un gobierno sin ojos

Carlos Marín

Publicidad
Publicidad

Ningún gobierno sensato (ni los más democráticos y populares) se priva de un órgano de inteligencia civil que le aporte información relevante.

El riesgo de eliminar el Centro de Investigación y Seguridad Nacional es disponerse a caminar sin querer ver ni saber de temas tan sensibles como los movimientos sociales que se perfilan crecientes a partir de problemas que, por no haber sido detectados a tiempo, se vuelven irresolubles. O de insurrecciones policiacas y militares, delincuencia organizada, levantamientos armados y hasta relaciones bilaterales.

Abundan historias y leyendas de acecho a opositores políticos, las más abracadabrantes a cargo de la siniestra y extinta Dirección Federal de Seguridad, en agravio de algunos de quienes ya fueron o que hoy son gobierno.

No hay razones objetivas para desaparecer el Cisen, en todo caso sí para fortalecerlo como instrumento clave de la canija gobernanza.

Espionaje, lo que se dice espionaje... ¡lo es!, pero imprescindible para la obtención de datos estratégicos necesarios para la toma de decisiones y la seguridad del Estado.

cmarin@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.