• Regístrate
Estás leyendo: No se ofenda, solo se le dice: "puto"
Comparte esta noticia
Miércoles , 16.01.2019 / 17:03 Hoy

El asalto a la razón

No se ofenda, solo se le dice: "puto"

Carlos Marín

Publicidad
Publicidad

Con Joaquín López-Dóriga, el entrenador Miguel Herrera dijo el viernes que “se ha hecho mucho drama…” con el tumultuario grito de “¡putooo!” en los estadios.

Peor: “La verdad es algo muy espontáneo que de repente salió (…), y “en México es algo muy coloquial; no es un insulto, no es algo, como se ha hablado, homofóbico y todo ese rollo”.

La FIFA, sugirió, “tendría que analizar cada una de las idiosincrasias de todos los países”.

¡Ah chingá y retechingá!

Si corear “¡puuutooo!” no es insulto, ¿qué será?

Quien, como él y muchos otros (y otras), crea que la ofensa es únicamente para el portero, se equivoca doblemente: de ser así, ¡vaya cobardía de montoneros anónimos contra una sola persona!; pero el agravio es para millones y millones de personas de todo el mundo con preferencia por su mismo sexo.

Si, como también sostiene Miguel Herrera, “estamos con la afición, lo hace para presionar al arquero rival”, la porra croata de hoy puede memorizar algún vocablo espontáneo, coloquial, idiosincrásico y racista mexicano para, junto con los ardidos brasileños, “presionar” a Guillermo Ochoa...

cmarin@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.