• Regístrate
Estás leyendo: La presenadora Nestora
Comparte esta noticia
Miércoles , 17.10.2018 / 16:26 Hoy

El asalto a la razón

La presenadora Nestora

Carlos Marín

Publicidad
Publicidad

A la luchadora social Nestora Salgado le quedan pendientes dos resoluciones judiciales: una por secuestro y otra por homicidio.

De ser hallada culpable hasta después de que proteste como senadora, poco expedita será la justicia porque la protegería el fuero legislativo y antes que nada el Congreso tendría que instruirle un juicio de procedencia.

Es falso que haya sido exonerada del secuestro a que se refirió en el segundo debate de presidenciables José Antonio Meade, porque luego de haber sido detenida se acogió a su nacionalidad estadunidense para reprochar que se le privó de su derecho a tener asistencia consular.

Desde el punto de vista judicial debe reponerse el procedimiento, aun cuando según el expediente se acreditó que privó de su libertad al menos a seis víctimas por cuya liberación pidió dinero.

Por estadunidense que sea, la señora se refugia en los salvajes usos y costumbres que dieron lugar a la policía comunitaria y su reglamentación, aprobada por el Congreso de Guerrero y que nada tiene que ver con las policías de que habla la Constitución Política mexicana.

cmarin@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.