• Regístrate
Estás leyendo: La delgada línea "laica"
Comparte esta noticia
Viernes , 25.05.2018 / 21:54 Hoy

El asalto a la razón

La delgada línea "laica"

Carlos Marín

Publicidad
Publicidad

En su colaboración especial de ayer, Roberto Blancarte planteó las interrogantes de si fue el Presidente quien asistió a la Basílica de Guadalupe, “¿o será que nos quedamos sin él durante esas dos horas?”.

La duda pareciera ociosa pero es por demás procedente ya que, con todo y Juárez, Calles, la Cristiada, el hegelismo precoz de López Portillo, el establecimiento de relaciones y las recurrentes visitas de Juan Pablo II, entre el Estado laico mexicano y la Iglesia Católica Apostólica Romana lo único diáfano ha sido la prevalencia de una relación esquizoide.

Y tanto que inclusive, como también apuntó Blancarte durante las transmisiones que desde el primer día viene haciendo MILENIO Tv, Peña Nieto dio a entender al Papa que todos los mexicanos son católicos, omitiendo u olvidando que 20 millones no, en tanto que el Papa supone, erróneamente, que todos, además, son (o somos, Kimosabi) guadalupanos.

¿El Presidente fue a misa y comulgó como tal, o como ciudadano?

Vicente Fernández diría que no es lo mismo, pero es igual…


cmarin@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.