• Regístrate
Estás leyendo:
Comparte esta noticia
Martes , 19.06.2018 / 02:54 Hoy

El asalto a la razón

"Cuau", testarudo pero no tonto

Carlos Marín

Publicidad
Publicidad

Si es de sabios cambiar de opinión y de necios insistir en lo absurdo, el testarudo alcalde de Cuernavaca dejó ya de parecer tonto y hacer el ridículo porque aplicó tarde pero a tiempo una variante de su cuauhtemiña, asumiendo la riesgosa fragilidad de sus policías.

El comisionado de Seguridad Pública de Morelos, Alberto Capella, reveló ayer ante los efectivos de la recuperada corporación municipal (y nadie lo desmintió):

"Mandos nombrados por Carlos de la Rosa, secretario de Seguridad, comenzaron a vender espacios dentro de la corporación. Casualmente, en las 72 horas que estuvimos fuera del control de esta institución, se manejó una cantidad impresionante de rumores de las componendas que los superiores empezaron a generar para vender posiciones de mando a algunos de los elementos que tuvieran capacidad económica para acceder a ellas, pero les cayó la voladora, como decimos en el argot, y aquellos que estaban jugando con el peligro no se esperaban esta decisión institucional...".

Decisión institucional, merece reconocérsele, de la que Cuauhtémoc Blanco es también corresponsable.

cmarin@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.