• Regístrate
Estás leyendo: 2017-09-11
Comparte esta noticia
Miércoles , 19.09.2018 / 06:19 Hoy

El asalto a la razón

2017-09-11

Carlos Marín

Publicidad
Publicidad

Una de las más luminosas pendejadas en torno de la expulsión del embajador de Corea del Norte, Kim Hyong Gil, fue proferida por el propio diplomático en su mensaje a los medios, al decir que el programa nuclear de su siniestro dictador “no tiene nada que ver con México...”.

Ni aun si se tomara como referencia la baja potencia de sus misiles (unos cuantos kilotones) y el corto alcance de los experimentados entre 2006 y 2016 tendría razón ese cuate, y mucho menos después de que, la semana pasada, el bravucón Kim Jong-un firmara la orden de lanzar un proyectil de alcance considerado intercontinental que sobrevoló espacio aéreo de Japón y recorrió dos mil 700 kilómetros antes de caer en el océano Pacífico.

Pese a los reproches y sanciones internacionales (incluida China continental), el otro yo de Donald Trump amenaza con atacar territorio estadunidense (Guam para empezar), lo que significa que México no podría sustraerse de la guerra del fin del mundo.

Por eso fue expulsado el estulto Hyong Gil, por quien sus inexplicables camaradas mexicanos no dejan de llorar.

cmarin@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.