• Regístrate
Estás leyendo: ¿Por qué sentimos que estamos peor?
Comparte esta noticia
Lunes , 20.08.2018 / 00:57 Hoy

Columna de Carlos J. Guizar

¿Por qué sentimos que estamos peor?

Carlos J. Guizar

Publicidad
Publicidad

En México, 68 de cada 100 personas opinan que la vida en nuestro país está peor que hace 50 años, de hecho, sólo estamos por encima de Venezuela, que está en último lugar, según una encuesta hecha por el Pew Research Center.

Los mexicanos ven el presente más adverso que la media mundial porque, en promedio, la mayoría de los habitantes en los países encuestados dicen estar mejor o igual que hace cinco décadas y, en lugares como India o Vietnam, dos terceras partes de su población perciben estar mejor.

Entre otros, tres puntos nos explican por qué en México una gran parte de la población siente que estamos peor:

Primero, trabajamos más pero lo que ganamos nos alcanza para menos.

En 1987, una persona que ganaba el salario mínimo, necesitaba trabajar cerca de cinco horas para comprar la canasta básica, mientras que en 2017, necesitó trabajar poco más de 24 horas para comprarla (Facultad de Economía de la UNAM).

En 30 años, nuestro poder adquisitivo se redujo en 80 por ciento, por lo que podemos comprar menos cosas con el dinero que tenemos. Además, de octubre de 2016 al mismo mes de 2017, la canasta básica subió 27.28 pesos y el salario mínimo sólo siete.

Segundo, la situación económica nos hace ver las cosas peor. Hay una relación entre cómo observamos la economía de un país y cómo vemos el presente o el futuro en comparación con el pasado. Tanto México como Venezuela son los países con la percepción económica más negativa de las naciones encuestadas.

Tercero, muy pocos tienen la mayor parte de la riqueza. Dos de cada tres pesos que hay en México, los tienen el 10 por ciento de los más ricos de la población, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

México es uno de los 20 países más ricos del mundo pero la riqueza no está bien distribuida. El 10 por ciento más rico de la población tiene el mismo ingreso que los 84 millones de habitantes con menos recursos, así que una persona gana lo mismo que siete de cada 10, de acuerdo a un análisis sobre la desigualdad en México de Oxfam.

Nos tardaríamos 120 años para apenas comenzar a reducir la brecha entre los más ricos y los más pobres. Aquí vive uno de los tres hombres más ricos del mundo, junto con más de 23 millones de personas que no ganan los suficiente para siquiera acceder a la canasta básica.

La desigualdad dice mucho de una sociedad porque limita sus oportunidades, genera frustración o descontento social, nos rezaga como país y tiene consecuencias que nos afectan a todos de una forma u otra.

No es sólo lo que sentimos sino la realidad que vivimos. Más allá del momento actual, la gran mayoría piensa que la vida está peor ahora que hace 50 años y no forzosamente porque las cosas estuvieran mejor sino porque la brecha entre los más ricos y los más pobres es más marcada, la percepción económica no es muy alentadora y no se tiene que ser economista para darse cuenta que el dinero alcanza para menos.

@carlosjguizar

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.