• Regístrate
Estás leyendo: Lo que nos dejó la elección
Comparte esta noticia
Domingo , 16.12.2018 / 12:55 Hoy

Columna de Carlos J. Guizar

Lo que nos dejó la elección

Carlos J. Guizar

Publicidad
Publicidad

Las elecciones del 1 de julio fueron las más grandes que hemos tenido en México, se contendió por 18 mil 299 puestos de elección popular.
Fue un proceso histórico, por lo que resaltaremos tres reflexiones en torno a lo que sucedió.
Primero, fue la elección más violenta. Los asesinatos contra políticos aumentaron mil 250 por ciento en comparación con 2012 (CNN, 15/06/18).
Asesinaron a 120 políticos, entre ellos 45 candidatos, de septiembre de 2017 al 16 de junio de 2018. Además, le quitaron la vida a 351 funcionarios de gobierno (no electos).
La violencia contra políticos o funcionarios es un tema que vulnera la democracia porque limita su capacidad de acción y libertad de expresión.
Segundo, más migrantes participaron pero siguen siendo pocos. Cerca de 100 mil mexicanos votaron desde el exterior, lo que representó una participación de 54 por ciento de los más de 180 mil que se registraron previamente (Nación 321, 02/07/2018).
Aunque es positivo que aumente el número de votos, sigue siendo muy bajo, si tomamos en cuenta que hay más de 36 millones de personas de origen mexicano viviendo en el extranjero.
Tercero, avanza la equidad de género. Tanto en la Cámara de Diputados como en la de Senadores, las mujeres ocuparán el 49 por ciento de los espacios.
Es el número más alto de mujeres en el Congreso de la Unión, lo que representa un avance en la equidad de género en nuestro país. Ahora, es necesario que se traduzca en más cargos de primer nivel en los distintos órdenes de gobierno.
Desde la alternancia política del año 2000, se veía complicado que un candidato presidencial ganara más de 20 estados pero Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ganó 31 entidades, gran parte de ellas con más del 60 por ciento de las preferencias, cifra similar que se dio con el voto en el extranjero.
El hecho de que AMLO ganara casi todos los estados, nos muestra que hay un fuerte descontento social contra el sistema, ante los números tan penosos de pobreza, impunidad y actos de corrupción de la clase política.
AMLO pasó de ser el eterno candidato al Presidente electo con mayor porcentaje de votación en las entidades del país, con un Congreso que será mayoritariamente de izquierda y con niveles muy altos de popularidad.
Fue una elección que rompió con muchos mitos y mostró que más allá de las fake news o la violencia contra los candidatos, el voto ciudadano se respetó y tuvo un gran peso, mismo que se traduce en confianza y le da una enorme responsabilidad a López Obrador.
Los otros candidatos reconocieron el triunfo a pocas horas de terminar la contienda y el Presidente de la República mostró apertura para iniciar la transición, lo que dio buenas señales para la estabilidad del país después de las elecciones.
Tengamos claro que una persona no puede hacer el cambio que anhelamos, que todos como mexicanos debemos poner de nuestra parte para acabar con la corrupción, para exigirle a nuestras autoridades y para dejar atrás las desigualdades que nos han separado porque siempre habrán más razones para unirnos.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.