• Regístrate
Estás leyendo: Elecciones intermedias y el futuro de Trump
Comparte esta noticia

Columna de Carlos J. Guizar

Elecciones intermedias y el futuro de Trump

Carlos J. Guizar

Publicidad
Publicidad

Los demócratas le quitan el control a Donald Trump en la Cámara de Representantes y le arrebatan siete gubernaturas. Alrededor de 113 millones de personas votaron, superando por primera vez los 100 millones de participantes en una elección intermedia (CBS, 7/11/18). 

Analizaremos tres aspectos de las elecciones en Estados Unidos y veremos algunas de sus consecuencias. 

Primero, un país polarizado. La parte rural, blanca y conservadora reafirmó su apoyo a Donald Trump, mientras que la otra mitad urbana, multicultural y liberal votó contra él (BBC, 7/11/18). La alta participación también se debió a esa división tan marcada en EEUU porque se contrastan dos visiones muy distintas de país. 

Segundo, regresan los contrapesos. Trump tuvo el control del Congreso y gobernó sin muchos problemas por dos años pero ahora, con la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes, se prevé una relación menos tersa y de más confrontaciones. 

Los legisladores demócratas impulsarán su propia agenda y tratarán de frenar la de Trump en temas de seguridad social o el muro fronterizo. 

Hasta podrían buscar su juicio político (impeachment) aunque es poco probable porque necesitarían al Senado, que seguirá con mayoría republicana (Reuters, 7/11/18). 

La Casa Blanca deberá enfocar mejor sus esfuerzos en los asuntos internos del país, especialmente, replantear su relación con el Legislativo, algo que antes no le preocupaba. 

Tercero, espacio para la diversidad. Se rompió el record de 84 mujeres en la Cámara de Representantes, hasta el momento 96 ya han asegurado su cargo, aunque siguen siendo pocas para los 435 espacios disponibles.  

Apertura en estados conservadores. Verónica Escobar y Sylvia García serán las dos primeras legisladoras latinas por Texas en la Cámara de Representantes; Marsha Blackburn fue elegida como la primera senadora en la historia de Tennessee y Ayanna Pressley, asumirá como la primera congresista afroamericana de Massachusetts (El País, 7/11/18).

Alexandria Ocasio-Cortez, de 29 años, se convertirá en la mujer más joven en la Cámara Baja; Rashida Tlaib e Ilhan Omar serán las dos primeras congresistas musulmanas; mientras que Debra Haaland y Sharice Davids, fungirán como las dos primeras representantes nativas americanas, resaltando que Davids es también activista LGBT (NY Times, 7/11/18). 

Además, el demócrata Jared Polis será el primer gobernador abiertamente gay en EEUU, después de ganar en Colorado.   

Al no sentirse representados, las minorías y los grupos más liberales buscan ganar terreno en un país tan dividido. A pesar del rechazo de millones hacia Trump, la ola azul demócrata no fue tan avasalladora como se esperaba aunque se quedan con triunfos importantes que les permitirán balancear la política estadounidense y ponerle contrapesos al Presidente.   

Trump seguirá siendo un factor de polarización y aunque sale debilitado, reafirmó su voto conservador, así que los demócratas deberán jugar muy bien sus cartas en los próximos dos años porque después de estas elecciones se viene una competencia todavía más intensa.

@carlosjguizar 

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.