• Regístrate
Estás leyendo: El maltrato animal nos daña
Comparte esta noticia

Columna de Carlos J. Guizar

El maltrato animal nos daña

Carlos J. Guizar

Publicidad
Publicidad

Un millón de mascotas son maltratadas diariamente en México. Ocupamos el tercer lugar en crueldad animal a nivel mundial (RT, 8/12/18).

Siete de cada 10 perros son víctimas de agresiones y abandono, según el INEGI (Vanguardia, 27/02/18).

Analizaremos algunos de los alcances del maltrato animal, para crear conciencia sobre los riesgos que nos representa como sociedad, así como por qué es importante prevenirlo y erradicarlo.

Primero, es la antesala de violencia y otros delitos. En ocho de cada 10 casos en los que se lastimó a menores de edad, también sucedió con las mascotas (Clarín, 10/12/15).

Coincide que 48 por ciento de los violadores y 58 por ciento de los asesinos tuvieron antecedentes de crueldad contra animales.

Segundo, les arrancan la vida. Se calcula que en México mueren al menos 60 mil animales al año por malos tratos, de acuerdo a la Asociación AnimaNaturalis.

En la Ciudad de México 180 mil animales son sacrificados en promedio al año. Porque si no son reclamados por sus dueños en 72 horas, pueden ultimarlos en los antirrábicos (RT, 8/12/18).

El artículo 23 de la Ley Federal de Sanidad Animal prohíbe que se sacrifiquen animales domésticos sanos pero, en buena parte de los estados, se viola la legislación y los propios gobiernos promueven estas prácticas.

Tercero, sin marco legal para protegerlos. El maltrato animal está tipificado como delito en menos de la mitad de los estados (Cuarto Poder, 8/10/18).

En lugares como Nueva York, se sanciona hasta con cinco años de cárcel a quien maltrate, abandone o mate a una mascota y en Francia la multa puede alcanzar los 30 mil euros (Guía ONGs, 13/02/16).

Necesitamos una Ley General de Bienestar Animal que sea efectiva en todo el país, con sanciones severas y que permita la creación de una Procuraduría de Protección en la materia porque en ocasiones las sanciones son mínimas, no es claro qué autoridades deben dar seguimiento o se necesita una queja para castigar a los infractores.

Quienes son violentos con los animales, también pueden serlo con otras personas. No debe entenderse como válvula de escape sino como una señal de alarma, que debe preocuparnos como sociedad.

Es importante que nuestro país dé un paso más contundente, que contemos con una ley general para que se persiga a quienes maltraten a los animales y se les sancione de verdad porque este tipo de violencia da pie a más problemas sociales y a otros delitos. _

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.