• Regístrate
Estás leyendo: ¿Dónde quedó el dinero?
Comparte esta noticia
Miércoles , 16.01.2019 / 10:13 Hoy

Columna de Carlos J. Guizar

¿Dónde quedó el dinero?

Carlos J. Guizar

Publicidad
Publicidad

Se perdieron 700 millones de pesos en efectivo durante la gestión de Rosario Robles como Secretaria de Estado entre 2014 y 2017 (Animal Político, 11/09/18). 


No se sabe qué hizo el Gobierno de Peña Nieto con más de tres mil 433 millones de pesos que se entregaron a empresas fantasma y que desaparecieron de las Cuentas Públicas 2013 y 2014, como se documenta en “La estafa maestra” de Animal Político y Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI). 


En México cada vez se vuelve más común escuchar que desaparecen recursos públicos o que simplemente no se tiene idea de cómo se usaron. Analizaremos tres casos en los que no sabemos dónde quedó el dinero y por qué es tan importante estar al pendiente de su destino final.

 
Primero, los legisladores potosinos y los muertos vivientes. Diputados del Congreso de San Luis Potosí desviaron al menos 43 millones de pesos, junto con 51 empresas fantasma, a través de obras inexistentes, supuestas ayudas a personas fallecidas o a las que hasta les robaron su identidad (MCCI). 


José Santos falleció en octubre de 2016 y, después de muerto, mandó una carta a finales de noviembre para pedir despensas para su comunidad. 

El 7 de diciembre los diputados le aprobaron 400 apoyos y doce días después agradeció su generosidad por escrito, aunque murió 72 días antes. La supuesta ayuda la entregó una empresa, también fantasma, pero que sí cobró. 

 
Segundo, los gobernadores y el dinero prófugo. A los 32 gobiernos estatales se les perdieron 80 mil 153 millones de pesos de la Cuenta Pública 2016, que deben encontrar o explicarle a la Auditoría Superior de la Federación a dónde fue a parar el recurso (COPARMEX, 2018). 

 
Los tres estados que más dinero prófugo tienen son Veracruz, en donde deben justificar 18 mil 314 millones de pesos (mdp); Chihuahua, que tiene 11 mil 268 mdp perdidos y Nuevo León, con siete mil 735 mdp. 


Tercero, no paran de sorprendernos. El Gobierno de Peña Nieto tomó en secreto 240 mil millones de pesos de Pemex y de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para tener ingresos extra de 2013 a 2015, que sólo etiquetaron en el rubro “Otros” y sin especificar cómo se lo gastaron (HuffPost, 11/01/2017). 


Al tomar esos recursos, no sólo los utilizaron de manera discrecional, sino que también afectaron el patrimonio nacional en Pemex y CFE, descapitalizándolas y poniéndolas en más riesgo, a pesar de la importancia que tienen para la economía del país. 


El dinero público que “se pierde” nos perjudica a todos porque se podría destinar a combatir la pobreza, a generar empleos o en salud. Debemos exigir el buen manejo de los recursos, que se transparenten y que rindan cuentas porque al final los más afectados somos los ciudadanos, especialmente, quienes menos tienen.


@carlosjguizar

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.