• Regístrate
Estás leyendo: Una llamada que lo cambió todo
Comparte esta noticia

A lo warrior

Una llamada que lo cambió todo

Carlos Guerrero

Publicidad
Publicidad

La decisión estaba tomada. Alejandro Irarragorri le pedía por segunda ocasión a Robert Dante Siboldi, se hiciera cargo del equipo de manera interina. Nadie más fuerte en el proceso institucional. Era la mejor opción como medida emergente.

Ese mismo día, pero a la medianoche y después de mucho meditarlo, Siboldi tomó el teléfono para comunicarse con el presidente del equipo. “Encantado de tomar el interinato, pero también estoy preparado. Quiero la oportunidad definitiva. Le pido me tenga confianza”.

El resto de la historia la conocemos todos.

“A veces en la vida nos quedamos sin pedir las cosas y yo creo que es una gran lección. Hay que saber levantar la mano. ¿Les soy muy honesto? Si Dante no me ha llamado esa noche para pedirme la oportunidad, no lo hubiera ni considerado”, confesó Irarragorri en entrevista para “Los Protagonistas”.

Y sí, la mejor de las decisiones para Santos no estaba en el extranjero, ni en España, ni con el estratega más experimentado y vanagloriado del país. Estaba en casa. En las entrañas del Territorio Santos Modelo. En la figura de un rígido y serio hombre que, antes de intentar escalar peldaños súbitamente como la espuma, decidió labrar con paciencia su camino.

Siboldi no sólo hizo que Santos volviera a los puestos importantes de una tabla general, consiguió devolverle combatividad y espíritu al equipo. Desde las vitrinas pactó una transfusión de esencia pura a cada jugador.

Drama, lucha, nerviosismo. El Santos que no entiende de 90 minutos sino de 96 si es necesario. Que no conoce de partidos sencillos y sí, de juegos dinamitados.

Bendita decisión, tecnología, sonido o vibración que le permitió a Irarragorri contestar. Bien pudo haber quedado “la sexta” como una triste y simple “llamada perdida”.

carlosguerrerogallegos@gmail.com • Twitter@CARLOSLGUERRERO

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.