• Regístrate
Estás leyendo: No le duele nada a Cruz Azul
Comparte esta noticia
Martes , 21.08.2018 / 10:22 Hoy

A lo warrior

No le duele nada a Cruz Azul

Carlos Guerrero

Publicidad
Publicidad

La sangre no hierve en Cruz Azul. No llega al punto de ebullición. En la venas de quienes persiguen la pelota con la camiseta celeste, solo se asoman pequeños volcanes inactivos. Arterias repletas de espesa consistencia.

Ya no hay explicación alguna que logre convencernos del por qué de la cruda realidad cementera. Técnicos van, técnicos vienen. Todo tipo de perfiles, metodologías y nacionalidades. Jugadores van, jugadores vienen. Todo tipo de posiciones, condiciones y costos. Pero nada. En Cruz Azul no hay –y parece que nunca habrá- remedio que cure la enfermedad.

El problema del equipo no pasa por un esquema. Ojalá todo fuera tan simple como un 4-3-3 o un 4-4-2. Va mucho más allá. Ni siquiera tiene que ver el entrenador en turno ni la cantidad y/o calidad de sus sonados refuerzos.

El tema es que nadie, absolutamente nadie, siente la responsabilidad del cúmulo de tropiezos. Y lo puedo llegar a entender. Técnicamente, ninguno es responsable del amargo pasado, pero... al menos tendría que dolerles.

Solo se responsabilizan (y a medias) de un presente que se esfuma tan rápido como un periodicazo que se olvida al segundo día.

Mañana Cauteruccio se irá a Veracruz, Mena a Pumas y Méndez a Toluca. En dos torneos más, Domínguez fichará para el Puebla, Aldrete reforzará a Lobos BUAP y Roco jugará para el Atlas.

Todos se marcharán de la misma forma en que se fueron Carrusca, Ovelar, Bertolo, Achille Emaná, Waldo Ponce, Vigneri, Biancucchi, Alemao, Marañao, Aníbal Zurdo y Lizarazo. Hombres que sin responsabilizarse de la dramática estadística, tomaron su valija para caminar por otro rumbo sin pena, sin gloria, sin dolor y sin remordimiento.

Nadie se responsabiliza del pasado. Mientras tanto el atole caduco se sigue (seguirá) acumulando en las venas.

carlosguerrerogallegos@gmail.com
Twitter@CARLOSLGUERRERO

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.