• Regístrate
Estás leyendo: Le faltó malicia a Osorio
Comparte esta noticia
Martes , 20.11.2018 / 21:04 Hoy

A lo warrior

Le faltó malicia a Osorio

Carlos Guerrero

Publicidad
Publicidad

Terminó la odisea de perseguir a la Selección Mexicana que ya no está más en Rusia. He dejado la calurosa Samara, su río Volga y sus 44 grados centígrados. Ahora Moscú me recibe con lluvia. Tan grande y fascinante el país mundialista como loco su clima.

Momento de reflexionar sobre lo que salió mal con México. En qué falló el cuerpo técnico (ya después analizamos jugadores) tras quedar varados en la arena movediza de siempre.

A Osorio le ganó el corazón. Se traicionó a sí mismo. Cerró de golpe su libro (libreta en este caso) dándole la espalda a su propia filosofía. Al estratega colombiano le afloró el sentimiento y la lealtad antes que la frialdad y la razón. Lo conozco más que cualquiera que lee estas líneas.

Quedó comprobado que falló en la lista. Que sobrepobló la zona ofensiva y que dejó descobijada a la zaga. Que junto al cuerpo médico erró en darle tanta vida y tiempo a Diego Reyes cuando todos sabíamos no llegaría en la mejor forma física.

¿Por qué digo que a Osorio le ganó el corazón? Durante muchos meses en su mente tuvo la idea de llevar únicamente a dos nueves y no a tres. Por su cabeza pasó la posibilidad de dejar fuera a Oribe Peralta. Terminó llevándolo y al final, lo tuvo para el decoro simplemente.

Gio es el otro caso. No estaba en su mejor versión futbolística y aun así lo subió. Con él no pasó nada en Rusia. Como tampoco con Aquino que no tuvo un solo minuto o Érick Gutiérrez que obtuvo su lugar por la baja de Reyes.

En la lista faltó al menos otro central y un contención. Molina o Vázquez le habrían sido de mucha valía al técnico que en su ADN no existe la sustancia llamada malicia.

Le sobró lealtad y le faltó ser un poco cara dura. Prefirió la armonía y no decepcionar a los suyos. Lo buena gente, terminó por costarle caro.

carlosguerrerogallegos@gmail.com • Twitter@CARLOSLGUERRERO

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.