• Regístrate
Estás leyendo: El México que reza
Comparte esta noticia
Viernes , 14.12.2018 / 17:10 Hoy

A lo warrior

El México que reza

Carlos Guerrero

Publicidad
Publicidad

México volvió a ser México. Ninguna versión que la historia desconozca o no reconozca. Lo que vimos es lo que alguna vez ya hemos sido y lo que quizá nunca dejaremos de ser.

México tuvo que aferrarse a un milagro encendiendo veladoras como medida de emergencia. México se persignó haciendo una gigantesca cruz desde la frente de Tijuana, bajando al pecho de la capital y tocando los costados de Culiacán y Tampico hasta antes de besar la mano, hasta antes de entrelazar los dedos.

En medio de un maremoto de emociones, de una interminable montaña rusa de extrañas sensaciones, rezamos y lanzamos plegarias silenciosas como lo haría el corazón de una madre afligida que pide por el hijo para que apruebe el examen de graduación sabedora de que no presentó el proyecto final y que depende de terceros.

México buscó el milagro y lo terminó encontrando. La fortuna lo llevó de la mano a Kazán donde se gestó y donde el destino nos abrió una puerta trasera para volver a derrotar a Alemania disfrazados de ejército coreano.

Ya también nos tocaba una. Lastimados por un historial que parecía jugarnos en contra, ahora alguien nos sonrió mientras Suecia nos abofeteaba. Y al final, aunque lastimados, no terminamos en la lona. Y todo también por una simple y contundente razón: los dos triunfos previos.

Ni la más endeble de las cuerdas flojas pudo tirarnos al abismo, ni la capucha más gruesa y oscura con la que caminamos nos dejó fuera de la ruta. Momento de reaccionar, que los milagros también se acaban cuando les llega el turno a otros. México ya ha consumido el que le quedaba.

No queda más que voltear a lo hecho ante Alemania y encontrar ahí no la ilusión, no la fe, sino el futbol y los argumentos que sí te hacen crecer y avanzar sin tener que pedirle nada a nadie. Amén.

carlosguerrerogallegos@gmail.com • Twitter@CARLOSLGUERRERO

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.