• Regístrate
Estás leyendo: Rescate peligroso de Pemex y CFE
Comparte esta noticia
Lunes , 23.07.2018 / 12:53 Hoy

Rumbo Político

Rescate peligroso de Pemex y CFE

Carlos García

Publicidad
Publicidad

A una semana de la aprobación del proyecto legislativo, por diputados federales, de la carga de los pasivos laborales de Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad (Pemex y CFE), ascienden a un billón 666 mil millones de pesos, para que el gobierno federal asuma dichos pasivos que repercutirá en 10 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), mismo que los especialistas han llamado CFE–Pemexproa.

La exorbitante suma contempla el pago de pensiones, aguinaldos, bonos, primas vacacionales y un sinfín de prestaciones, que serán cubiertos en los siguientes 30 años por las dos compañías, "¿ejemplos a seguir?".

La cantidad de Pemex es un billón 153 mil millones de pesos; por 507 mil millones de pesos. ¿Esta paraestatal es la que su slogan dice: "empresa de primer mundo"? Cuántas mentiras juntas.

Como es costumbre en México, una vez más el gobierno federal tiene que salir al quite para evitar quiebras o más desmadres financieros. El objetivo es liberar parte de recursos de las dos exparaestatales más importantes del país que hoy son vertidos en satisfacer pensiones de trabajadores sindicalizados, a proyectos de inversión para poder competir mejor (sic).

Los directivos de Pemex y CFE en los últimos años, no previeron un fondo para hacer frente a pasivos futuros, debido a que actual las pensiones se liquidan con el presupuesto vigente.

Se deberá revisar a fondo el actual sistema de pensiones de Pemex, para frenar la derrama de dineros, porque lleva ventaja comparado con el resto de trabajadores de la empresa que usted desee –apreciable lector-, porque en la paraestatal, el empleado se puede retirar con 25 años de servicio o 55 años de edad.

La primera intención del proyecto legislativo es incrementar diez años más la jubilación; es decir, que sea a los 65 años. Se pretende contener el pasivo laboral y fomentar la productividad de la empresa ante la apertura comercial a futuro.

La deuda total del sector público hasta mayo es de ¡seis billones 635 mil millones de pesos!, que es ¡40%!, del PIB.

Así pues, de consumarse en su totalidad el CFE – Pemexproa, por parte del Gobierno federal, el monto de los pasivos es superior al Fondo Bancario de Protección al Ahorro (Fobaproa) y al llamado Farac, (rescate carretero) juntos cuyos montos ascienden a 850 mil millones de pesos y 155 mil millones de pesos juntos. Más interrogantes. ¿Otra deuda más que los mexicanos deberemos pagar para que otros sean los beneficiados? Ojalá que la decisión que tomen sea la correcta y no se vuelvan a equivocar, simplemente, por el bienestar y la paz social de la nación.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.