• Regístrate
Estás leyendo: El doctor Jekyll y el señor Corona
Comparte esta noticia
Miércoles , 17.10.2018 / 07:20 Hoy

Así lo vivimos

El doctor Jekyll y el señor Corona

Carlos Contreras Legaspi

Publicidad
Publicidad

Aquella generación que dirigió Ricardo Antonio La Volpe en Atenas 2004 contaba con muchos jugadores talentosos, pero sobre todo tenía a dos de los mejores porteros que ha tenido la Selección Mexicana: Jesús Corona y Guillermo Ochoa.

14 años más tarde Ochoa apenas ha sido titular en una Copa Mundial y Corona tuvo su momento más importante cuando ganaron el oro en Londres 2012, pero su caso no tiene que ver con el gusto del técnico. El incidente de su “primo” en el bar y el infame cabezazo de Morelia lo marcaron como un tipo violento y esa no es una etiqueta fácil de quitarse.

Las mismas entrevistas que concedió días después y cuando habla en conferencias de prensa podemos escuchar a un líder, un tipo que da la cara y que ha tenido que lidiar con la frustración y las críticas que conlleva ser el portero del Cruz Azul.

Por más que el club lo justifique diciendo que el camarógrafo tuvo una “conducta reprobable” y Chuy asegure que no pasó nada, la imagen habla por sí sola, el empujón, a quien hubiera sido, no ayuda en nada a la imagen del arquero, que está a meses de ir a otro mundial, donde gracias a las rotaciones hay esperanza para los tres que se suban al avión.

Con el ruido generado y la imagen que se ha visto en todos los programas deportivos de este fin de semana, parece imposible que no se le abra una investigación por el incidente, que el Chuy Corona de las conferencias y zonas mixtas, de la cabeza fría, pudo evitar.

El sábado por la noche, la acalorada discusión con el árbitro César Ramos trajo de vuelta a ese personaje que le ha costado mucho a Corona, pues más allá de la competencia deportiva con Ochoa, ha sido constante en su buen nivel y esos episodios aislados se recuerdan más que todos los buenos momentos que ha tenido en la cancha.

carlos.contreras@milenio.com
twitter@CCLegaspi

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.