• Regístrate
Estás leyendo: Supervivencia
Comparte esta noticia
Martes , 21.08.2018 / 06:01 Hoy

La letra desobediente

Supervivencia

Braulio Peralta

Publicidad
Publicidad

Pensionados o jubilados con seguro social hacen fila en el departamento de "Supervivencia". En silla de ruedas, en muletas, en bastón, con tanque de oxígeno, arrastrando los pies, titubeantes al caminar... la mayoría pasa los 70 y termina una vida pasando lista para cobrar su pago semestral, demostrando que aún siguen vivos. Formas del seguro que, dicen, este año será la última del sexenio.

Hay quienes llegan a pie, con dignidad, bien vestidos, mujeres coquetas, maquilladas y aun de buen ver, a pesar de su avanzada edad. O señores con traje, sombrero y pajita, en una cola interminable que, dicen, se repite en cada una de las dependencias donde existe ese departamento, "Supervivencia" que, al leerlo por vez primera, suena al último viaje de vida. Alrededor de 4 millones de pensionados y jubilados asisten puntuales a su cita semestral para cobrar su dinero, de lo contrario, se detiene la nómina hasta demostrar que la falta es por ausencia y no defunción.

Las historias que se oyen son irremediablemente tristes: una mujer de 101 años obligada a asistir en cama. Un hombre de 80, con tanque de oxígeno subiendo la escalera porque no sirve el elevador, una enferma de párkinson, como ida, sin coordinación, rigidez muscular y temblores asistida por su hija —de más de 70—. Si llevan todos los papeles que les exige el seguro, bien, pero si cambian las reglas del semestre anterior, mal. Si no les depositan por un error en la firma, ni modo, si no muestran disposición con el empleado del seguro, berrinches. El ser humano, inhumano.

Dicen que este año todo cambiará, siempre y cuando el pensionado o jubilado demuestre con documentos oficiales que es él, vía pasaporte, IFE, FM2, número del seguro, CURP, RFC, comprobante de domicilio, correo electrónico. Ya con todo incluido, en principio, su dinero llegará a su cuenta bancaria ininterrumpidamente, sin tener que ir a "Supervivencia". Aunque hay quejosos que en la fila, dicen que siempre se interrumpe el pago por meses, por razones kafkianas. Una nómina del erario federal de alrededor de 300 mil millones de pesos, para este servicio.

A la vejez llegaremos casi todos, si no morimos antes. El país envejece y no existen mecanismos que aseguren cómo resolver el tema de los jubilados y pensionados. Alguien en el congreso o la cámara tiene que atender el futuro de estos ciudadanos. O seguir denunciando...


Twitter: @Braulio_Peralta

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.