• Regístrate
Estás leyendo: ¿Pueblo en vilo?
Comparte esta noticia
Lunes , 17.12.2018 / 00:24 Hoy

La letra desobediente

¿Pueblo en vilo?

Braulio Peralta

Publicidad
Publicidad

Varias cuadras de República de Uruguay, en pleno Centro Histórico, amanecieron sin alcantarillas el pasado viernes. Las robó “quien sabe quién” porque hasta el momento las cámaras instaladas en el primer cuadro de Ciudad de México no han dado ningún reporte oficial. Más de una persona se lastimó el pie, la rodilla y otras partes del cuerpo en los últimos dos días. Fui testigo de una niña corriendo y cayendo en el foso: fractura en el tobillo.

¿Quién es responsable de esos baches, hoyancos, alcantarillas tapadas por la basura, cierre indiscriminado de calles, apropiación de la vía pública por vendedores, una cuadra entera de la calle Tabaqueros cooptada por el comercio, sin permisos de la autoridad, pero con consentimiento de la misma? ¿Quién se explica que la legalidad trabaje con la ilegalidad? Lo que aquí escribo y reporto es apenas una cuadra del Centro Histórico. ¿Cómo está el resto de Ciudad de México?

En Tuxpan, Veracruz, un vecino pagó su toma de agua a las autoridades. Abrieron la calle para otorgar el servicio. Eso fue hace ya cuatro años y hasta la fecha nadie ha regresado a tapar el hueco de la calle que dejaron las mismas autoridades. Un regidor prometió componerlo de inmediato pero hace meses que no se cumple la promesa… En Tuxpan, los comercios pagan a Los Zetas por dejar trabajar a los dueños en sus negocios. Eso, o el secuestro o el asesinato. El crimen organizado se ha focalizado ahora en un puerto que ayer era tranquilo, aunque jodido con habitantes sin esperanza de progreso.

Tuxpan es la extensión de lo que pasa en casi todo el país. La microhistoria de Ciudad de México y el puerto del Golfo de México son ejemplo del país que tenemos. Abandonado a su suerte por autoridades que han permitido que la ilegalidad sea la moneda actual de cambio en un país que acaba de cambiar de régimen…

El voto para Andrés Manuel López Obrador es fundamentalmente contra la corrupción y la inseguridad en todo México. Nadie tiene idea de cómo acabar con el cáncer del robo y la violencia en México. Muchas ideas y palabras desde aquel cambio en 2000 con Vicente Fox, pasando por Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto. Puras desilusiones. Nada ha frenado la corrupción y la violencia.

Hay que desearle lo mejor a AMLO. Hay que apoyarlo con toda la fuerza de que es capaz un ciudadano, la gente, el pueblo entero, las instituciones. Esos votos a AMLO no bastan para el cambio. El cambio lo hace la gente, según declaró AMLO alguna vez. Ya veremos si es cierto…


TRASPIÉ: ¿Será que estos meses estaremos peor por el vacío de poderes? ¿Pueblo en vilo?


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.