• Regístrate
Estás leyendo: 2017-09-11
Comparte esta noticia
Lunes , 15.10.2018 / 17:28 Hoy

La letra desobediente

2017-09-11

Braulio Peralta

Publicidad
Publicidad

A Marco Pétriz

Temblar nos abre el alma. Toca los sentidos. Desata emociones. Tiembla y cambia la actitud de la gente. Salimos a apoyar en lo que podemos, por instinto. Se dona: comida, agua, medicinas, ropa. Como en 1985, el temblor de 8.2 levantó nuevamente a la sociedad civil, siempre por encima de la burocracia institucional —sea de derecha, izquierda o de lo que sea.

Se atraganta el pecho de tanto entusiasmo por servir al caído, al enfermo, al necesitado. La medianoche del jueves es otra vez la esperanza de una sociedad que se revela a víctimas por desastres naturales, que hará todo por levantar escombros, salvar vidas. La conciencia está en el corazón de un pueblo que sabe de desgarres sociales, de inundaciones, de sismos, de violencia. Una oportunidad más para que el gobierno se levante del lado humano de la sociedad.

En 1985 escribí en La Jornada casi copiando un cuento de Juan Rulfo: “No se puede contra lo que no se puede”. ¿Quién demonios puede con la naturaleza, ese verdadero Dios que da y quita? Hoy, en plena madurez escribiría lo mismo. Los animales son los primeros en huir de los estragos de la Tierra. Biga y Bolillo fueron los que anunciaron —con gemidos— el temblor de 2017. Aprender la lección: un temblor puede cambiar el rumbo de nuestros días. Dejemos que suceda…

Es el shock de la realidad desnuda. Un temblor encuera hipocresías sociales y encara a los mezquinos incapaces de dar nada, mejor aprovechan las circunstancias, como en las guerras. Donan basura. Ojalá no olvidemos sus rostros y los alejemos de nuestra cercanía. No hay modo de que valgan la pena. Pueden ser peor que los políticos. Aguas con ellos…

Las redes sociales son uno de los espejos de los vale madres. Lo vimos con sus chistes, memes, risas. Tres días de duelo y ni así. No cambia su naturaleza cuando un temblor puede cambiar nuestras vidas (dejé el teatro por el periodismo, en 1985). Si un sismo no toca tu sensibilidad, ¿qué hacemos aquí? Que el duelo de 90 muertos y 2.3 millones de afectados no sea en vano. ¿Qué dejará de ser parte de mí este 2017? Días de reflexión…

TRASPIÉ: Fey Berman —mexamericana, vive en Nueva York hace 30 años— acaba de publicar MEXAMÉRICA: una cultura naciendo… La presencia mexicana en Estados Unidos. Mexicanos que ya no son mexicanos y Donald Trump desprecia, aunque para 2050 se espera lleguen a 80 millones, según Jorge Ramos. Entrevistas con actores, científicos, comunicadores y políticos. Un libro obligado para entender la relación entre México y Estados Unidos. A leerlo.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.