• Regístrate
Estás leyendo: Repercusiones de la encíclica Laudato si
Comparte esta noticia
Domingo , 19.08.2018 / 22:50 Hoy

Posteando

Repercusiones de la encíclica Laudato si

Bernardo Barranco

Publicidad
Publicidad

La encíclica del Papa Francisco Laudato si, que en latín significa Alabado seas, ha causado mucho revuelo en la política internacional y ha agitado los lobbies en políticas públicas internacionales sobre el medio ambiente. Es la segunda encíclica del pontífice argentino, firmada el 24 de mayo, y presentada el 18 de junio de 2015.

En el texto el Papa critica duramente al liberalismo de mercado. Francisco nos recuerda que la degradación ambiental no está separada del modo en la sociedad produce y consume sus bienes, hace un urgente llamado a salvar el planeta. En general, el texto ha sido muy bien acogido por la opinión pública internacional, ya que desde hace décadas el deterioro del medio ambiente y el calentamiento global han sido objeto de preocupación. Obama ha sido muy elogioso al mensaje "duro y directo" del Papa. Presidentes, mandatarios, Ongs internacionales, organismos de la ONU han agradecido a Francisco el documento porque alienta el debate mundial.

El intento de sabotaje de sectores conservadores y desleales al Papa en la curia romana, que filtraron el documento a la prensa, favoreció una lectura previa a su presentación y posterior, porque provocó muchas expectativas. En embate tenía un doble propósito: a) debilitar el mensaje e impacto de la encíclica, porque en algunos pasajes es muy crítico a los países poderosos y b) golpear la imagen del Papa en el contexto de la resistencia a su obra de renovación de la Iglesia.

La filtración ha provocado, por ejemplo, que Jeb Bush, precandidato a la presidencia de Estados Unidos, representante de los rancios intereses de compañías petroleras, arremeta contra el Papa por denunciar en su encíclica el cambio climático: "No me dejaré dictar en la política económica por mis obispos, mis cardenales o mi Papa". Incluso llega a insinuar la arrogancia de Francisco, al decir:" Es una arrogancia sostener que con relación a los cambios climáticos exista una ciencia exacta". Otra reacción radical en contra, vino por parte de la cadena Fox News, conservadora pro republicana, indicando al aire que el Papa es el hombre "más peligroso del planeta"

Los círculos de la derecha católica, encabezados por Michel Novak, reconocido filósofo ultra conservador por su clásico libro The Spirit of Democratic Capitalism de 1982, cuestionan el radicalismo crítico de Francisco a la economía de libre mercado y al sistema financiero internacional. Uno de sus discípulos, Samuel Gregg, le reprocha el lenguaje «Norte y Sur global» para describir algunas de las dinámicas de la economía contemporánea, según él, dicha postura conceptual refiere a la "trasnochada" y obsoleta teoría de la dependencia latinoamericana.

Francisco ha calentado el debate que culminará en diciembre de este año, en la cumbre climática de París, en la que los principales líderes mundiales se reunirán en Francia para renovar o apuntalar el tibio Tratado de Kioto. Francisco cuestiona la concepción moderna de progreso, cuyo desarrollo nos está llevando a una crisis civilizatoria y aboga por recuperar la sobriedad, la solidaridad y austeridad.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.