• Regístrate
Estás leyendo: Las vicisitudes de los juegos olímpicos
Comparte esta noticia
Sábado , 22.09.2018 / 20:55 Hoy

Posteando

Las vicisitudes de los juegos olímpicos

Bernardo Barranco

Publicidad
Publicidad

Los juegos olímpicos de la antigüedad en Grecia datan del año 776 antes de Cristo. Su objetivo central era rendir honor y culto a los dioses. Se llaman olímpicos porque las competencias se realizaban en Olimpia, una ciudad griega consagrada a Zeus, Dios de dioses. Recordemos que en los griegos predominaba el politeísmo antropomórfico, es decir, los dioses tenían forma humana y además de sus poderes e inmortalidad, tenían las virtudes y los defectos de los hombres.

Los juegos olímpicos se realizaban en un área sagrada que adquiría cada cuatro años relevancia política y religiosa. Olimpia está situada a los pies del Monte Olimpo, la montaña más alta de Grecia. En el Monte Olimpo, según la mitología, habitaban los dioses mayores que eran doce encabezados por Zeus. En los juegos no solo se rendía tributo a los dioses, sino se exaltaba lo mejor de los seres humanos, es decir su capacidad artística, destreza atlética e intelectual y espíritu de competencia.

Los atletas competían desnudos y no se aceptaban mujeres ni siquiera como espectadoras, mostrando el machismo imperante en la antigüedad. Eran grandes acontecimientos deportivos, que se constituían en fastuosas fiestas político religiosas junto con sacrificios rituales en honor a Zeus, héroe divino y rey mítico de Olimpia. Los juegos olímpicos eran una oportunidad de encuentro entre los mortales y los dioses del olimpo. Se rendía culto precisamente a través de las gestas épicas de esfuerzo físico y espiritual, dedicación y mentalidad triunfadora para agradar a las divinidades.

En la competencia acudían como espectadores participantes de varias ciudades-estado circundantes de la antigua Grecia. Éstas dejaban a un lado sus disputas y antagonismos para convivir con espíritu olímpico, lo que permitía la paz y entendimiento entre las diferentes comunidades. En ese sentido, los Juegos Olímpicos tenían un rol en la estabilidad y entendimientos de diversas comunidades de la antigua Grecia.

Los juegos olímpicos modernos fueron retomados en 1896 por la aristocracia francesa. Son juegos seculares pero guardan muchos elementos simbólicos inspirados en la antigüedad. Como el fuego olímpico que representaba la sabiduría y la inmortalidad. Sin embargo, la atmósfera que envuelve los juegos XXXI de la olimpiada en Río de Janeiro 2016 no es de las mejores. El mundo occidental sufre el miedo por el terrorismo del estado Islámico; Medio Oriente con zonas devastadas por las guerras y migración. Brasil mismo es un país deprimido no solo por la recesión económica sino en torno a la corrupción de la clase política, se han presentado fracturas políticas y divisiones antagónicas que llevaron al golpe parlamentario contra Dilma Rousseff.

Los casos de dopaje y trampas de los atletas rusos, que en la antigua Grecia a los atletas tramposos se les azotaba en actos públicos, destapa corrupción en algunas federaciones. En México, por primera vez en televisión abierta, el Canal Once es la televisora oficial de los juegos y quedan fuera Televisa y TV Azteca. Las olimpiadas están cargadas de expectativas encontradas, de incertidumbres y novedad.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.