• Regístrate
Estás leyendo: El Tribunal electoral ha desatado la bronca
Comparte esta noticia
Miércoles , 19.09.2018 / 08:40 Hoy

Posteando

El Tribunal electoral ha desatado la bronca

Bernardo Barranco

Publicidad
Publicidad

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ha actuado en forma anticlimática al dictaminar incluir en la boleta electoral al gobernador con licencia de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco.

Ha mostrado una vez más el sesgo de su composición.

Decisión que echa por los suelos no solo las argumentaciones esgrimidas por el Consejo General del INE, sino de las propias reglas electorales para los candidatos independientes.

La decisión pone en evidencia el desorden, la contradicción y la debilidad en las reglas electorales, sujetas a la manipulación formalista y los resquicios de las leyes, que no convienen a nadie más que a los partidos políticos en una democracia endeble y cuestionada como la mexicana.

Como si los magistrados no quisieran saber del delicado pulso político electoral.

Hay que recordar la composición de los magistrados del Tribunal es dudosa por su parcialidad.

La mayoría de especialistas afirman que la integración favorece al PRI.

Cada uno de los magistrados detenta un poder electoral excesivo como sus ingresos, que superan los 4 millones de pesos anuales.

En otras palabras, el Tribunal con su orientación aparentemente formalista y legalista en el fondo tiene una inclinación pro-gobierno

El académico de la UAM, Pablo Becerra, afirma como muchos otros estudiosos que el mayor inconveniente es que tanto el INE, OPLES, Tribunales locales como el propio TEPJF, es que se conforman mediante cuotas de partidos políticos, lo que lleva a sesgos, inmovilidad a la hora de establecer reglas y aplicar sanciones.

Enfático dice:

"Tengo la impresión de que lamentablemente el Tribunal está muy cargado hacia el PRI, me parece muy claro; tiene una orientación aparentemente muy formalista, pero en el fondo muy pro-PRI".

Otro daño colateral del Tribunal, es que sus contradictorias sentencias provoca el sistemático debilitamiento del mismo INE.

Recordemos, el 30 de agosto de 2017 los magistrados del Tribunal decidieron, por una mayoría de 5 a 2, revocar los lineamientos que el INE llamó "de cancha pareja", que regulaban la propaganda gubernamental con incidencia gubernamental; utilización de programas sociales y uso de tarjetas.

En febrero pasado, otra decisión aún más delicada, el Tribunal Electoral revocó el reglamento de elecciones que entorpece dar los resultados la noche de la elección.

El enfrentamiento de facto que existe entre el INE y el TEPJF sí debilita a la autoridad electoral en su conjunto y facilita mayor permisividad a los partidos políticos, en un ambiente donde estos buscan sacar la mayor raja y ventaja no solo de sus adversarios, sino de los ciudadanos.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.