• Regístrate
Estás leyendo: El terrorismo electoral
Comparte esta noticia

Posteando

El terrorismo electoral

Bernardo Barranco

Publicidad
Publicidad

Este fin de semana ha sido trágico, tres candidatos han sido abatidos. 

El terror electoral es de manufactura mexiquense. 

Desde diferentes dependencias del gobierno estatal y municipales implementaron acciones tendientes a atemorizar a los votantes. Las famosas cabezas de cerdo apostadas en las casillas electorales simbolizan una de las acciones más funestas de la elección del 2017 en el Edomex. 

En las zonas conurbadas hubo levantones, patrullas y camionetas con torretas hacían falsos citatorios supuestamente firmados por la Fepade. 

Llamadas nocturnas intimidatorias, grandes carteles en casillas que “guiaban” en caso de balaceras. 

Largos etcéteras y autoridades electorales omisas. 

Conocemos bien el nombre de los consejeros mexiquenses indolentes: 

“No somos ministerio público” aullaban algunos mientras otros remitían interponer demandas ante la Fepade. 

Los métodos utilizados por el crimen organizado son replicados en el terrorismo electoral. El objetivo de esta siniestra estrategia es inhibir y desincentivar la participación electoral. 

La estrategia tuvo éxito, el maestro Norberto López Ponce en su ensayo sobre el terror electoral, demostró que la participación ciudadana en esta región colindante con la Ciudad de México apenas llegó al 49% de participación frente al promedio estatal que superó el 53%. 

En el actual proceso 2018, el crimen organizado ha empezado a expresarse y a votar a su modo con asesinatos, intimidaciones y los métodos violentos que le caracteriza. 

Desde finales del año pasado con las precampañas han sido asesinados 110 candidatos y políticos vinculados a cuestiones electorales. 

¿Lucha por control territorial? 

¿Candidatos incómodos para imponer aquellos a modo? 

¿Cuáles son los cárteles más implicados? 

No lo sabemos. 

Pocos casos han sido esclarecidos y las autoridades están sospechosamente rebasadas. 

Por fin el consejero Benito Nacif, dijo algo razonable, al señalar que sí “preocupa la violencia al INE y la forma en que impacta a las elecciones por múltiples razones, porque puede desalentar la participación de la ciudadanía, porque puede provocarnos incidentes, que puedan afectarnos nuestros procesos. Estaremos muy atentos”. 

Según Ettelekt los ataques y agresiones en contra de actores políticos y familiares aumentaron 400% en relación con el proceso electoral anterior. 

El Comité Conciudadano ha contabilizado, hasta el 8 de mayo 305 agresiones directas e indirectas, en contra de actores políticos y familiares durante estas elecciones. 

Se han asesinado a 110 políticos, eran candidatos y precandidatos y alcanzando a 44 eran familiares de actores políticos; van 17 mujeres asesinadas. 

Once asesinatos por mes sin que tengamos una explicación lógica. 

El INE, el IEEM para el Edomex, la Fepade, la PGR y el TEPJ nos deben muchas explicaciones y ¡deben actuar ya!

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.