• Regístrate
Estás leyendo: El INE en su peor momento
Comparte esta noticia
Viernes , 14.12.2018 / 18:36 Hoy

Posteando

El INE en su peor momento

Bernardo Barranco

Publicidad
Publicidad

El ex presidente del IFE, Luis Carlos Ugalde, acaba de señalar que la falta de credibilidad del INE ha propiciado que el órgano electoral pase por su peor momento en el entorno político de nuestro país. No solo es la percepción de la opinión pública que muestra una desconfianza de más del 60 %, según Parametría, sino de importantes actores de la sociedad civil organizada. Distinguidos intelectuales como Sergio Aguayo y Denise Dresser, por ejemplo, piden la inmediata destitución de los miembros del actual Consejo General. Las posturas se han polarizados y ex consejeros del IFE como José Woldenberg, María Marván y Leonardo Valdés salieron a defender a los actuales consejeros, sentenciando: "El INE está obligado a escuchar la crítica, sí. Pero demandar la destitución del Consejo General y acompañar esa consigna de calumnias, envilece el debate público y sobre todo, evita analizar de modo objetivo los procesos electorales del país" Nos presentan a los consejeros como víctimas de los partidos políticos y damnificados de una engorrosa legislación. Salieron al paso de los fuertes cuestionamientos que han realizado Cuauhtémoc Cárdenas, Alfredo Figueroa y Emilio Álvarez Icaza sobre una notoria regresión del órgano electoral. Torpe ha sido la autodefensa que ha realizado el propio Lorenzo Córdova al advertir que cuestionar al INE es dañar la democracia y abrir el paso al autoritarismo. Debemos abstenernos, por tanto, de criticar al INE porque seremos responsable del advenimiento de una dictadura. Los partidos deberán apoyar la institucionalidad electoral de lo contrario la democracia se desmoronará. En el discurso de Córdova hay una pérdida del sentido de la realidad y sobre todo, nula autocrítica.

Lo primero que debe subscribir es que no es la crítica al INE como estructura electoral sino al Consejo General. Cuya composición responde a cuotas de partidos y la mayor parte de los consejeros actúan bajo consigna, traicionando el principio ciudadano, la autonomía e independencia que deben guardar. El INE es presidido por Lorenzo Córdova pero el poder lo detenta Marco Antonio Baños el principal operador del PRI en el instituto. Lorenzo reina pero quien gobierna el INE es Baños. Los OPLES son un desastre y factor de preocupación. Los debates se recrudecen porque el Consejo no transmite confianza, ni técnica ni política. La solidez y estabilidad de la estructura operativa del INE tampoco garantiza los desatinos del Consejo General. La certidumbre del INE de otros tiempos estará, de manera dramática, a prueba durante esta compleja elección que se avecina. Si fracasa se deberá realizar una reingeniería radical del andamiaje electoral.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.