• Regístrate
Estás leyendo: La importancia del consumo local
Comparte esta noticia
Martes , 17.07.2018 / 20:33 Hoy

Del plato a la boca

La importancia del consumo local

Benjamín Ramírez

Publicidad
Publicidad

Hoy en día podemos creemos que somos una sociedad cosmopolita, el acceso a nuevos alimentos es relativamente cómodo, sólo basta con salir a la tienda de la esquina, o la tienda local, para adquirir un chocolate que ostente el origen de "suizo" o "francés" o hasta "amargo". En nuestro menú diario, está en nuestro alcance el degustar platillos desde tipo asiático hasta europeo, este último menos raro. Las cadenas de restaurantes, cafeterías, pastelerías, entre otras, de talla "internacional" aparecen en plazas comerciales, zonas exclusivas y hasta cerca de colonias populares. Todos esto nos podría indicar que México avanza, específicamente en el libre comercio internacional.

De igual forma, un sinnúmero de nuevos establecimientos de alimentos y bebidas despunta en el escenario urbano; pequeños proyectos de corte estadounidense, como los famosos food trucks, se vuelven una nueva tendencia entre jóvenes y algunos adultos ávidos que buscan experiencias nuevas, otros los ven como simples carritos de hamburguesas, cuestión de gustos. Este tipo de ejemplos, simultáneamente, nos hacen pensar que nos convertimos en sociedades más conocedoras y de mejor "diente", además con la capacidad monetaria suficiente para adquirir prácticamente cualquier cosa. Sin embargo, y aquí debería entrar el efecto sonoro de terror, tan sólo pertenecemos a grupos de países afianzados a acuerdos económicos débiles, o en desventaja unos de los otros, los cuales al menor temblor unos caen y otros crecen.

Siguiendo esta línea nos encontramos con ejemplos como el Brexit, donde la salida del Reino Unido de la Unión Europea coloca en una inestabilidad económica no sólo a toda Europa sino al resto del mundo y, como México no está en Marte, también nos afecta a nosotros. David Cameron, quien fuera hasta hace unos días primer ministro británico, mencionaba que de salir de la Unión Europea el mayor problema radicaría en el alza de precios en alimentos, al cual le podríamos sumar la industria y el turismo, entre otras aún no estipulados. Todo esto de manera global.

El problema de raíz puede no depender de que salga o no el Reino Unido, sino que, ante este temblor, la economía del país que está inscrita en los planes de libre mercado se ve afectada, todo se encarece (sin sonar alarmista) y simplemente nos damos cuenta que en realidad nunca tuvimos un avance y no somos capaces de adquirir platillos "de otro mundo" si no es por medio del crédito. La importancia del consumo local reside en que, con una economía interna, se puede pensar en una adquisición externa, sin necesidad de desplazar las frutas y verduras del mercado local y pudiendo probar las delicias de los quesos, por ejemplo, de las partes altas de Europa.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.