• Regístrate
Estás leyendo: De conciencia animal a riesgos en la salud
Comparte esta noticia
Viernes , 25.05.2018 / 22:00 Hoy

Del plato a la boca

De conciencia animal a riesgos en la salud

Benjamín Ramírez

Publicidad
Publicidad

En un inicio el hombre nómada comenzó recalentando sus alimentos del suelo, conforme proseguía su andar errante desarrolló instrumentos que le permitieron no sólo defenderse de predadores sino de asesinar a otras especies para su consumo. Finalmente logró desarrollar la agricultura que le proveería de frutas, verduras, semillas, etcétera; pero aun así consideró que alimentarse de animales era una buena opción, comenzando una de las dietas más diversas en el reino natural la del omnívoro. Sin embargo los tiempos cambian, a pesar de tantos y tantos años de adaptación al medio, y desde el siglo pasado se comenzó de nuevo a aplicar la alimentación libre de animales, pero esta vez por un discurso en contra de la violencia y en pro de la vida animal.

Cuando discursos bien fundamentados como este, llegan a una masificación social, tienden por así decirlo a distorsionarse o simplemente tener mala difusión. Con esto nos referimos a que en ciertos momentos se toma a la ligera, en este caso estaríamos hablando de tomar a la ligera algo llamado alimentación. Efectivamente el consumo de vegetales y cereales permite una desintoxicación del organismo, derivado de la ingesta de productos demasiado procesados, "enriquecidos" o sobre-desarrollados como el caso de los cárnicos.

Por lo que sentimos que es necesario tener en cuenta ciertos aspectos antes de cambiar nuestros hábitos alimenticios de manera radical; primeramente que al dejar de consumir carne será necesario tener las alternativas para sustituir los nutrientes que esta aporta, por ejemplo los ácidos grasos, omega 3 y vitamina B12, pues estos evitan problemas cardiovasculares como por ejemplo trombos (coágulos en el interior de un vaso sanguíneo) hasta aterosclerosis (arterias tapadas). Otro aspecto está relacionado con las proteínas, aunque en ambas dietas vegetariana y carnívora se encuentran.

Cabe mencionar que la animal tiene una mayor asimilación al organismo por lo que será necesario buscar alternativas como suplementos alimenticios.

Erróneamente y a esto nos referimos con la mal información, se llega a utilizar como medida para bajar de peso cuando en realidad estas desnutriendo al músculo.

Existen muchas más repercusiones a la salud al momento de cambiar la dieta, no sólo en el tránsito de omnívoro a vegetariano sino en todos los sentidos, como recomendación final consideramos que el conducir esta transferencia esté monitoreada por un médico y/o nutriólogo, puesto que cada organismo es diferente y, por lo tanto necesitará procesos diferentes para evitar problemas a futuro.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.