• Regístrate
Estás leyendo: Alimentos fúngicos
Comparte esta noticia
Martes , 13.11.2018 / 18:51 Hoy

Del plato a la boca

Alimentos fúngicos

Benjamín Ramírez

Publicidad
Publicidad

La época de lluvia suele ser, en ocasiones, caótica y engorrosa. Salir de casa con paraguas o ropa impermeable, estar expuesto a sufrir una empapada por una tormenta repentina y finalmente, en el peor de los casos, con un resfriado que nos imposibilite por dos o tres días. Pero, por otro lado, podemos presenciar una temporada llena de alimentos frescos, de colores intensos y que, en este caso, nacen sin la necesidad de una semilla, brotan espontáneamente y cuentan con una gran variedad de propiedades nutricionales. Los hongos.

El reino Fungi, como se le conoce científicamente, son un grupo de seres vivíos enteramente diferentes a las plantas y los animales; estos organismos cuentan con un poder de adaptación que les permite crecer en un gran número de espacios, desde orgánicos hasta inorgánicos. Dentro del reino se subdividen en varias especies, una de ella son los comestibles; dejando de lado a los tóxicos-alucinógenos, tenemos un sinnúmero de ejemplos que han sido arropados por la gastronomía mexicana popular, los más comunes, podemos considerar, son los champiñones y las setas.

Desde el punto de vista nutrimental, estos alimentos cuentan con una elevada cantidad de agua, cerca del 82% y el 92%; en comparación, el bajo contenido en hidratos de carbono y grasas, aproximadamente 1 y 3% del primero y 1.5% del segundo. Razón por la cual una dieta que sustituya las fuentes de grasas e hidratos de carbono con hongos llegan a tener resultados favorables en la disminución de peso. Por otra parte, cuentan con un significativo porcentaje de vitaminas y minerales, destacando el potasio, con un 1.5%, auxiliando a no retener líquidos; fósforo, igualmente en 1.5%, esencial en la formación y mantenimiento de huesos y dientes; finalmente, selenio, representado 20mg por cada porción de 100mg. Este último trabaja como antioxidante.

En cuanto a otros minerales, las setas y los champiñones contienen cobre, hierro, calcio, sodio magnesio manganeso, silicio y azufre, todos en cantidades menores, pero, aun así, presentes. A pesar de esto su absorción resulta provechosa gracias a que el hongo no contiene fitatos, agentes que disminuyen su asimilación. En el caso de las vitaminas, se componen de aquellas del complejo B, concretamente riboflavina (B2) y niacina (B3), donde la primera auxilia en la producción de glóbulos rojos y la segunda ayuda en el funcionamiento del aparato digestivo, la piel y los nervios.

Consumidas de manera balanceada, los hongos que brotan en esta temporada representan una buena alternativa tanto en variación de nuestro menú, como en fuente de nutrientes. Esto, a su vez, puede devenir en una desintoxicación natural, eliminando el consumo prolongado de carnes rojas.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.