• Regístrate
Estás leyendo: Sexismo e incorrección política en el frente anti-Hillary
Comparte esta noticia
Lunes , 10.12.2018 / 19:15 Hoy

Columna de Beatriz Juez

Sexismo e incorrección política en el frente anti-Hillary

Beatriz Juez

Publicidad
Publicidad

Odian a la candidata demócrata Hillary Clinton, no quieren que sea presidenta de Estados Unidos.

En el frente “Nunca Hillary”, el sexismo e incorrección política van de la mano. Si ella gana las elecciones, hará historia al convertirse en la primera mujer presidenta de los Estados Unidos.

Muchos hacen dinero vendiendo merchandising anti-Clinton en internet y en puestos callejeros instalados junto a los mítines de Trump. Desde camisetas, gorras, hasta calcomanías para poner en el auto.

“Cárcel para Hillary”, “Hillary se comerá a tu hijo”, “El Diablo viste de traje” y “KFC Especial Hillary: dos muslos gordos, dos pechugas pequeñas y un ala izquierda” son algunos de los mensajes.

Otros aluden al escándalo sexual del ex presidente Bill Clinton con la becaria Mónica Lewinsky, que estuvo a punto de costarle la presidencia y su matrimonio con la entonces primera dama.

“La mujer del ex novio de Mónica Lewinsky para presidenta”, reza una camiseta. Otros son más vulgares: Hillary sucks, but not like Monica” (algo así como Hillary apesta, pero no como Mónica, jugando con el doble sentido de sucks, que también significa chupa) y Life is a bitch, don’t vote for one (La vida es perra, no votes por una).

El cine tampoco es inmune al síndrome “Nunca Hillary”: el cineasta conservador Dinesh D’Souza estrenó en junio su documental Hillary’s America. The Secret History of the Democratic Party, donde analiza la historia “secreta” del Partido Demócrata y las supuestas verdaderas motivaciones de Clinton.

D’Souza también publicó un libro basado en el documental que está en lo más alto de la lista de libros de no ficción más vendidos del New York Times.

Otro documental anti-Clinton es Clinton Cash. Everything is for sale, que denuncia el presunto enriquecimiento de los Clinton gracias a donaciones extranjeras a su fundación a cambio de “favores políticos” cuando era secretaria de Estado.

En internet también se venden productos anti-Trump. El eslogan de su campaña “Hacer a Estados Unidos grande otra vez” ha sido modificado y plasmado en gorras de beisbol: “Hacer a Estados Unidos odiar otra vez” a “Hacer a Estados Unidos México otra vez”.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.