• Regístrate
Estás leyendo: ¿Y si hacemos un 'pexit'?
Comparte esta noticia
Jueves , 20.09.2018 / 10:36 Hoy

Nada personal, solo negocios

¿Y si hacemos un 'pexit'?

Bárbara Anderson

Publicidad
Publicidad

Independientemente del debate de anoche entre Hillary Clinton y Donald Trump, los momios contra el peso son ominosos.

El peso es la piñata de los traders globales de las monedas emergentes. La usan para todo: para cubrirse por eventuales crisis en determinados mercados, para asegurar sus ganancias en caso de una mala inversión, etcétera. El chiste es que cada día se negocian hasta 30 mil millones de pesos sin que por acá la debamos o temamos.

Y como muchas empresas ya aprendieron que no solo se puede hacer negocios con Estados Unidos o con mercados que requieren primero entrarle al dólar, la tendencia actual es sacar al peso de esos nefastos círculos cambiarios y negociar directamente con socios en otras monedas.

Es el caso de quienes hacen negocio con los chinos. Para facilitar las operaciones, obtener mejores dividendos y evitar los fastidiosos, y onerosos, procesos de primero entrar al forex, el intercambio de divisas, hay empresas que negocian solo en peso y yuan.

De hecho, dice HSBC, en una encuesta sobre el yuan a escala global, a estas alturas ya 15 por ciento del intercambio comercial de las empresas mexicanas con las chinas se realiza con pesos y yuanes. Hace un año, la cifra era de apenas 5 por ciento. Así que se ha crecido en 150 por ciento en 12 meses.

Hay dos factores: el yuan se ha internacionalizado cada vez y en muchos mercados toma el nivel de moneda dura, resiliente a la volatilidad. La otra, la creciente globalización de firmas chinas y mexicanas, que quieren trascender sus mercados tradicionales y apuntan a regiones con mejores áreas de oportunidad. Una de ellas, por ciento, es el tequila. Los empresarios del ramo creen que al 2025 China será el principal mercado de la bebida.

HSBC calcula que, en cinco años, el negocio México-China será realizado en una cuarta parte en yuanes. Lo cual traerá beneficios como un intercambio más estable y menos triangulaciones con el dólar.

Obviamente, en contra juega la escala de los mercados. México negocia en dólares probablemente más de 90 por ciento de su intercambio. Pero los que buscan yuanes y alejarse de la toxicidad del intercambio peso-dólar, bien podrían llevar sus pesitos a otros horizontes. Después de todo, como reportó Bloomberg hace unos días, para empresas mexicanas multinacionales, el dólar es una advertencia a la hora de salir a mercados públicos a recoger dinero.

barbara.anderson@milenio.com
Twitter: @ba_anderson

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.