• Regístrate
Estás leyendo: ¿Quién está detrás de Voom, los viajes "low cost" en helicóptero?
Comparte esta noticia

Nada personal, solo negocios

¿Quién está detrás de Voom, los viajes "low cost" en helicóptero?

Bárbara Anderson

Publicidad
Publicidad

Uma Subramanian llega a la entrevista envuelta en un fular lleno de estrellas plateadas. A pesar de haber nacido en Flint (Chicago), un viejo polo de la industria automotriz, ella siempre miró al cielo. Su sueño era el espacio y convertida en ingeniera aeroespacial su primer trabajo fue en el Project Constellation, el programa de la NASA para regresar a la Luna y y llegar a Marte. “Pero desde el momento que entendí que los viajes espaciales ya no eran prioridad nacional, supe que no habría mucho más para crecer ahí”, recuerda con su acento español perfecto durante el lanzamiento de su empresa Voom en México.

Tras un MBA en Harvard, descubrió que también le apasionaban los negocios tanto como las estrellas. Trabajó en Bain &Co en Londres y luego en Airbus, donde le tocó liderar A3, el laboratorio de incubación de proyectos disruptivos de la firma en Silicon Valley.

CdMX es la segunda ciudad en la que aterriza Voom, un modelo de viajes económicos en helicópteros. La idea surgió hace dos años porque había una enorme cantidad de helicópteros en tierra en todo el mundo por el alto precio del petróleo, que debían seguir aún parados cubriendo el 75 de sus costos que son fijos; “cuánto más se use el helicóptero más bajan los costos y era una oportunidad para aprovechar”, afirma la ejecutiva.

El debut fue en Sao Paulo en abril del año pasado, una ciudad con tantos helicópteros como tráfico. “No hizo falta ningún trabajo de análisis de viabilidad. Llegamos y en 32 días movimos a 700 personas y sumamos 300 horas de vuelo. Es además la ciudad con la mayor flota de helicópteros privados (700) y con 400 helipuertos”, abunda.

A diferencia de los servicios de car-sharing como Uber o Cabify, Voom solo trabaja con empresas de taxis aéreos que cuentan con pilotos con más de mil 500 horas de vuelo.

En el caso de México, firmó acuerdos con dos de las cuatro empresas habilitadas (Atasa y Pegaso) que suman una flota de cinco helicópteros, de un total de 80 naves que hay en la capital. ¿Qué les ofrecen? Replicar el modelo paulista donde cada día realizan un promedio 30 viajes.

Por ahora las opciones son vuelos desde y hacia los aeropuertos de Toluca y el AICM o a ambos destinos Montes Urales a Toluca. Los viajes oscilan entre 2 mil 500 y 4 mil 500 pesos, lejos de los 3 mil dólares por hora que cobra un taxi aéreo tradicional, sin importar el tiempo de uso de la nave.

“Vamos a invertir mucho en los próximos meses para ayudar a los helipuertos de la ciudad, para que puedan certificarse según nuestras especificaciones para ofrecer más opciones de servicios y trayectos en la ciudad”, agrega Subramanian, quien a mediano plazo llevará este servicio a Guadalajara y Monterrey.

barbara.anderson@milenio.com

Twitter: @ba_anderson

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.