• Regístrate
Estás leyendo: ¿Por qué era obvia la jugada de Nemak?
Comparte esta noticia
Domingo , 27.05.2018 / 13:12 Hoy

Nada personal, solo negocios

¿Por qué era obvia la jugada de Nemak?

Bárbara Anderson

Publicidad
Publicidad

A toda máquina es decir poco. En realidad, las empresas de autopartes están pisando el acelerador a fondo para emparejar, o hasta rebasar, a las armadoras que están en modo turbo.

En un contexto de volatilidad, precios de petróleo en picada, tipo de cambio en la parte más alta de la historia y hasta el enojo de los acereros mexicanos por el dumping chino, a la industria de autopartes al parecer le está yendo muy bien.

El año pasado, reporta Industria Nacional de Autopartes (INA), el sector cerró con ventas por 81 mil 500 millones de dólares, y este año van que vuelan para los 100 mil millones.

Mucho es para el consumo local de armadoras, entre ellas Ford, que tiene planeado comprar 11 mil mdd de componentes made in Mexico.

Por ello, y como seguimiento a los anuncios de las armadoras una semana sí y otra también de grandes inversiones, en consecuencia deberemos acostumbrarnos también a ver movidas de las autoparteras.

Ejemplo de ello es lo visto esta semana, con la bursatilización de Tenedora Nemak y el anuncio de Rassini de que aumentará su producción en América del Norte.

Es decir, hay empresas mexicanas que ya juegan en las grandes ligas, pues el efecto de lo que hacen, al menos estas dos, es global.

De Nemak, de Grupo Alfa, vimos que consiguió levantar casi 691 millones de dólares en su OPI en la Bolsa Mexicana de Valores.

Según Paul Hastings, la firma legal que asesoró a Nemak, la colocación fue la mayor OPI en la BMV en casi dos años y es una de las más grandes bursatilizaciones en América Latina en lo que va de 2015.

Ahora bien, parte del ingreso obtenido se utilizará, nos cuentan, para liquidar deuda y financiar planes a futuro.

Asimismo, como orgullosa componente de la gran familia Alfa, parte del dinero lo utilizará la nave nodriza para fondear la compra (si es aceptada) de Pacific Rubiales, la petrolera canadiense con intereses en Sudamérica.

Por su parte, Rassini quiere una mayor presencia en América del Norte y por ello ampliará su oferta de componentes de suspensiones para camiones, dado que ya es líder en el segmento en el sur del
continente.

La empresa no va tan descubierta en esa aventura, pues recientemente ganó un contrato para fabricar los componentes de las suspensiones de dos series de camiones de Ford.

barbara.anderson@milenio.com

http://twitter.com/ba_anderson

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.