• Regístrate
Estás leyendo: Massimo Bottura, los Chapur y la comida gratis
Comparte esta noticia
Lunes , 22.10.2018 / 21:28 Hoy

Massimo Bottura, los Chapur y la comida gratis

Publicidad
Publicidad

La semana pasada estuvo en México el famoso Massimo Bottura, como plato fuerte del Mérida Fest 2018, una celebridad por donde se le mire. Del lado gastronómico es el chef número uno del mundo, su restaurante Osteria Francescana suma tres estrellas Michelin y fue elegido como el mejor entre los 50 Best Restaurant y el New York Times lo enlistó entre los genios creativos más influyentes de 2017.

Pero su fama no le ha despegado los pies del suelo y junta premios desde su flanco altruista. Quien puede cobrar una fortuna por un platillo boutique se ha propuesto saciar el hambre de los desamparados, usando su conocimiento, entusiasmo y contactos de alto nivel para crear comedores bellos cocinando con ingredientes desechados y dando menú gratis. Valga ver el documental Theater of Life, en Netflix. Allí muestra cómo aprovechó las 15 toneladas que sobraron durante la Feria Internacional de Milán 2015 para alimentar todos los días a 100 personas. Lo mismo hizo luego durante los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro. Así nació una vocación tan poderosa como la que lo llevó a la cima de la cocina mundial: la fundación Food for Soul, que instala comedores sociales (bautizados refettorios) y crea conciencia sobre todo lo que se tira de comida en un mundo que pasa hambre. Su nuevo libro (Bread is gold) resume el eje de su causa. Detrás de su nombre y su mano para convertir cascaras de papa en una comida de premio, está la Fundación Rockefeller y distintos mecenas locales.

Después de abrir un par de comedores en Italia, Londres y Nueva York (un restaurante de sopas con Robert de Niro), y pronto en París, su siguiente destino sería México, más precisamente Mérida. “Esta no es una tendencia, es un movimiento. Estoy muy involucrado en alimentar a las personas que no tienen nada que comer. En Brasil, incluso la gente de la calle a la que dábamos de comer se volvió críticos gastronómicos de los platos. ¿Puedes imaginarlo de personas que viven debajo de un puente? Esto es increíble”, dice Bottura en plena cena de despedida en Mérida.

Sus socios locales serán la familia de José Chapur, hoteleros yucatecos con un conglomerado de servicios turísticos, como el Grupo Palace Resort, con más de 5 mil habitaciones entre Riviera Maya, Baja California y Jamaica. “El Refettorio de México estará en Mérida, porque los Chapur son de allí y creen en la ciudad. Vamos a hacerlo”, dijo el mejor chef del mundo, que en su hombro derecho tiene tatuado su mantra: no more excuses.


Nota: gracias a Jacqueline María Benítez, quien fungió de nexo y reportera emergente para lograr esta nota en Yucatán.

barbara.anderson@milenio.com

Twitter: @ba_anderson

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.